Última actualización: viernes, 28 de agosto de 2009 - 03:01 GMT

EE.UU. participa de lejos

Christopher J. McMullen (foto gentileza Departamento de Estado)

EE.UU. no participará de la cumbre de Bariloche pero envió a un diplomático en vísperas del encuentro.

Estados Unidos ya anunció que no enviará representantes a la cumbre de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), en la ciudad argentina de Bariloche, que a partir del viernes buscará reducir las tensiones por el acuerdo militar entre Washington y Bogotá. Sin embargo, la Casa Blanca no se quedó de brazos cruzados.

En vísperas del encuentro, el subsecretario de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de EE.UU., Christopher McMullen, visitó Brasil, Uruguay y Argentina para explicar los detalles del polémico acuerdo, que permite al ejército estadounidense utilizar hasta siete bases en territorio colombiano.

Durante su visita a Montevideo el miércoles, McMullen criticó las declaraciones del mandatario venezolano, Hugo Chávez, principal detractor del acuerdo militar colombo-estadounidense, quien había advertido sobre el supuesto peligro del pacto para la región.

"Pensamos que no es responsable para un líder como el presidente Chávez hablar de vientos de guerra, porque no sirve a la causa de paz de este hemisferio", señaló el diplomático estadounidense.

"Detalles"

Durante su gira relámpago por el Cono Sur, el funcionario del Departamento de Estado aseguró que no está en la región "para convencer a nadie sobre este acuerdo", sino que sólo busca "proporcionar más detalles y más información" acerca del mismo.

El acuerdo es muy claro en el sentido de que habla de los principios de no intervención en los asuntos de los otros países, que respeta la integridad territorial y que (está) basado en el principio de la soberanía de todos los países

Christopher McMullen, enviado del Departamento de Estado de EE.UU.

McMullen definió el pacto como "un acuerdo marco de seguridad con Colombia, que trata de la lucha contra las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y otros grupos armados, y también la lucha contra el narcotráfico".

Asimismo, aseguró que "el acuerdo es muy claro en el sentido de que habla de los principios de no intervención en los asuntos de los otros países, que respeta la integridad territorial y que (está) basado en el principio de la soberanía de todos los países".

Según el diplomático, el Congreso de EE.UU. impuso un límite "de no más de 800 soldados estadounidenses" en Colombia, aunque aclaró que, en promedio, Washington estuvo enviando 250 o 270 efectivos durante los últimos dos o tres años.

McMullen también aseguró que su país no tiene planes de construir bases nuevas en Colombia y dijo que el acuerdo con Bogotá se limita a las instalaciones castrenses que ya utiliza EE.UU.

Durante sus encuentros con las autoridades diplomáticas de Brasil, Uruguay y Argentina, el representante de la Casa Blanca también abordó otros temas de interés regional, entre ellos la crisis política en Honduras.

clic Opine: ¿Qué se puede esperar de la cumbre de Unasur?

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.