Última actualización: martes, 25 de agosto de 2009 - 12:10 GMT

Chávez le apunta a los campos de golf

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Brilla el sol inclemente de la mañana a la orilla de la playa en el campo de golf de Caraballeda y sin embargo, nubarrones parecen ensombrecer el green alrededor de sus nueve hoyos. Se trata de la posibilidad de que los terrenos sean expropiados por las autoridades para fines de utilidad pública.

Y es que a los varios frentes de batalla en los que el presidente Hugo Chávez libra su cruzada revolucionaria, recientemente se han añadido los campos en que se practica ese deporte.

Hugo Chávez

Hugo Chávez

"Vamos a decirlo clarito, pues: el golf es un deporte burgués".

"Vamos a decirlo clarito, pues: el golf es un deporte burgués (…) Cómo va a estar en (una ciudad capital), mientras ves un poco de ranchos (…) Cómo van a usar 30 héctareas para que un grupo de burgueses y pequeños burgueses vayan a jugar golf. Y el carrito… ruuun… Porque son tan flojos que ni caminan, los llevan en un carrito", dijo Chávez en una edición de julio pasado de su programa dominical "Aló, Presidente".

Acto seguido anunció que haría planes para un mejor aprovechamiento de los espacios en algunos campos de golf del país, a través de la construcción de viviendas para los sectores más pobres o "incluso la clase media".

También se ha hablado de levantar un campus universitario. En el caso del campo de Caraballeda, situado a unos 45 minutos de Caracas en la costa del Litoral Central, el plan sería colocar en su lugar un parque ecológico. BBC Mundo lo visitó.

clic Foro: Campos de golf, ¿un desperdicio?

La otra cara

No hay mucho movimiento la mañana de un día laborable en el campo costeño, pero sí se respira un aire de nerviosismo.

"Aquí llegó un día el gobernador. Agarró el celular y llamó para que trajeran unas máquinas para que tumbaran los muros, pero como era día feriado, eso no pasó", le explica a BBC Mundo el gerente del club, Jean Carlos Pérez.

Vicente Hernández

Vicente Hernández no quiere dejar el golf.

Pérez explica que el club le entregó la documentación que demostraría la propiedad legal de los terrenos, que funcionan como campo de golf desde 1948. Aún más, frente a la amenaza de cierre, el club acudió a los consejos comunales del sector – instancias de participación popular de base – y logró el apoyo de más de la mitad de ellos.

"El club es el primer empleador de la parroquia, con 350 ó 360 empleos directos y unos 600 a 800 indirectos", añade.

Vicente Hernández, caporal del campo de golf, y con 47 años de trabajar en los greens y las instalaciones, no cree que a estas alturas de su vida esté en condiciones de cambiar de empleo.

"Aquí lo que habemos es una cantidad de personas mayores, pasados de edad (…) Pedimos que no nos cierren esto, que no nos lo vayan a quitar", señala.

¿Elitista?

Portavoces del gobierno regional han asegurado que absorberán a los trabajadores. Por lo tanto, este factor no pesaría en la balanza a la hora de determinar si las 32 hectáreas del club Caraballeda estarían mejor utilizadas con otro propósito.

"La sugerencia de que el golf, un deporte realmente global, es burgués, es francamente un mulligan (un golpe fallido)", dijo hace poco un portavoz del departamento de Estado de Estados Unidos, Philip Crowley.

Mientras se estima que en EE.UU. hay unos 26 millones de jugadores de golf y otros tantos millones de aficionados, en Venezuela sólo 6.000 jugadores están federados y se estima que hay otros 6.000 no inscritos en la Federación Venezolana de Golf, según datos de esa organización.

Golf

Golf: ¿Elistista o popular?

En otras palabras, uno de cada 11 estadounidenses juega golf, frente a uno de cada 2.166 venezolanos.

"Hace unos 15 o 20 años sólo jugaban quienes tenían acciones en un club, pero eso lo hemos venido cambiando", le explica BBC Mundo el portavoz de la FVG, Julio Torres.

Según Torres, iniciativas como la de establecer grupos de aficionados que no están afiliados a ningún campo y una escuela de golf para niños de escasos recursos están haciendo una diferencia.

En el club Caraballeda, su gerente argumenta también que la comunidad tiene acceso al campo a través de días de entrada libre (los lunes) y tarifas "solidarias" (unos US$37 de martes a viernes), así como el uso de facilidades para hacer caminatas y espacios para la práctica de otros deportes, como el softbol y fútbol. Además, el club hizo un convenio con los consejos comunales para prestar sus instalaciones para planes vacacionales.

El directivo de la FVG lamenta que la tendencia sea a cerrar los campos, de los que dice ya quedan sólo 21 activos en el país. Dice que el golf es una disciplina que forma física y espiritualmente y enseña a ganar con humildad y a perder con dignidad.

En los alrededores del hoyo 8, Francisco Guedez coincide. "Me parece que más bien deberíamos abrir campos. Hay bastante espacio aquí. Más bien se trata de promover el deporte, de hacerlo más popular", señala.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.