Última actualización: jueves, 2 de julio de 2009 - 00:59 GMT

Aliado de Lula, contra las cuerdas

José Sarney, ex presidente del Brasil y actual presidente del Senado.

Atribuyen a Sarney una serie de irregularidades en el manejo del Congreso.

En Brasil aumenta la presión para que se aleje del cargo el presidente del Senado, José Sarney, envuelto en un escándalo de corrupción.

Este miércoles, los legisladores del oficialista Partido de los Trabajadores (PT) se sumaron a los pedidos de la oposición para que el político, de 79 años y cercano al presidente Luiz Inacio Lula da Silva, abandone su cargo parlamentario.

El PT quiere que el legislador –que como jefe del Senado, también lidera el Congreso- pida licencia por 30 días y se aparte temporalmente de su puesto, en tanto se investigan las acusaciones en su contra.

Sarney -un hombre clave del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), el principal aliado del gobierno- rechazó la propuesta, y señaló que sólo tomará una decisión tras conversar con el presidente Lula.

Además, amenazó con renunciar, lo cual entregaría la jefatura del Parlamento a la oposición.

En familia

El que fuera mandatario del Brasil entre 1985 y 1990 está involucrado desde hace semanas en un escándalo luego de que los medios dieran a conocer una serie de actos secretos ocurridos en el Congreso, que incluyen nombramientos irregulares, compras no autorizadas y pagos por obras sospechosas.

Varios familiares y allegados de Sarney se habrían beneficiado de estas gestiones, incluyendo uno de sus nietos, José Adriano Cordeiro Sarney, a quien se acusa de manejar la concesión de créditos a favor de senadores y empleados de la Cámara Alta.

También se acusa de su hija, la senadora y gobernadora de Maranhao, Roseana Sarney, de usar fondos públicos para pagar a su mayordomo.

Congreso en crisis

Varios familiares y allegados de Sarney se habrían beneficiado de estas gestiones, incluyendo uno de sus nietos, José Adriano Cordeiro Sarney, a quien se acusa de manejar la concesión de créditos a favor de senadores y empleados de la Cámara Alta.

Las revelaciones que afectan a Sarney se dieron a conocer en momentos en que el Congreso brasileño atraviesa una prolongada crisis, debido a denuncias de la prensa respecto a otras irregularidades.

En particular, causaron gran controversia los excesos en el uso de pasajes aéreos, uno de los beneficios de los legisladores.

A pesar de que varios parlamentarios reconocieron estos abusos -que causaron gran malestar entre la población-, ninguno renunció como consecuencia de las revelaciones.

El propio Sarney pidió que se investigaran los hechos de corrupción y anunció la creación de una comisión que analizará las denuncias.

"Vamos a castigar, no tengan duda de ello. Claro que no va a ser fácil, pero el Senado debe ser una repartición ejemplar", señaló.

Senado paralizado

Las denuncias que envuelven al Senado han llevado a una paralización casi total de la cámara durante las últimas dos semanas.

El martes, la oposición –que había apoyado el nombramiento de Sarney como presidente del Congreso, hace 4 meses- pidió el alejamiento del veterano político.

El jefe del bloque de congresistas del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), Arthur Virgilio, afirmó que Sarney "no tiene condiciones morales" para permanecer en el cargo.

Luiz Inacio Lula Da Silva, presidente del Brasil.

Sarney rechazó pedir licencia y dijo que tomará una decisión después de conversar con Lula.

El PSDB presentó 19 acusaciones contra el ex presidente brasileño ante el Consejo de Ética del Senado.

En tanto el partido conservador Demócratas (DEM), más cercano al ex mandatario, apoyó el "alejamiento temporario" del senador en tanto se investiga su accionar, al igual que lo hiciera este miércoles el PT.

Sin embargo, el líder del partido oficialista, Aloizio Mercadante, advirtió que Sarney no debe ser utilizado como chivo expiatorio para todos los problemas del Congreso.

"No creemos que él sea responsable por la crisis, las cosas no pueden ser simplificadas de esa forma", señaló.

El dilema de Lula

Según los analistas, la situación de Sarney representa un verdadero dilema para Lula, que necesita el apoyo del PMDB para respaldar a su candidata en las elecciones presidenciales de 2010, Dilma Rousseff.

Además, el alejamiento del actual presidente del Congreso podría llevar a que el gobierno pierda la presidencia del Poder Legislativo a manos de la oposición.

Sin embargo, un apoyo a Sarney podría generar la ira de la población, hastiada por la corrupción y la impunidad en el Congreso.

"Para la sociedad, la cuestión es moral. Para el presidente, la cuestión es política", dijo a BBC Mundo William Gonçalves, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Federal Fluminense.

Según el experto, el problema es el sistema partidario brasileño, que obliga a depender de alianzas para tener mayoría en el Congreso.

¿Una solución?

Para la sociedad, la cuestión es moral. Para el presidente, la cuestión es política

William Gonçalves, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Federal Fluminense

Gonçalves cree que una licencia, como la que piden el PT y el DEM, podría ser una solución para Lula, aunque para Sarney significaría perder el apoyo del presidente.

"Sería el final de su carrera política, un final muy melancólico para alguien que fue presidente de la república", afirma.

¿Pero podría la renuncia de Sarney poner fin a la crisis en el Congreso?

"Todos los legisladores de todos los partidos políticos están más o menos implicados en hechos cuestionados", señala Gonçalves, quien considera que el escándalo de los pasajes aéreos demostró que incluso las personas más intachables cometían abusos.

Por eso, cree que la salida de Sarney tendría efectos limitados para solucionar el problema de fondo.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.