Última actualización: jueves, 11 de junio de 2009 - 05:49 GMT

Venezuela retira Coca-Cola Zero

El gobierno de Venezuela ordenó la suspensión de la venta en el país de la bebida Coca-Cola Zero por considerar que es peligrosa para la salud.

Vaso de Coca-Cola

La empresa aseguró que ninguno de los componentes de Coca-Cola Zero es perjudicial para la salud.

El ministerio de Salud aseguró que la bebida gaseosa sin calorías que produce la compañía Coca-Cola contiene "un componente que puede resultar perjudicial para los humanos". La empresa negó que eso fuera cierto.

Jesús Mantilla, ministro de Salud, informó que el gobierno activó un "procedimiento de inspección" a la trasnacional Coca-Cola Femsa, dominada por capital mexicanos.

"El producto debe salir de circulación para preservar la salud de los venezolanos", declaró el funcionario.

La empresa fue ordenada recoger "todas las Coca-Cola Zero que se encuentran en los establecimientos comerciales" del país, según informó la Agencia Bolivariana de Noticias (ABN).

Mantilla agregó que a la transnacional se le solicitó "evitar las próximas ventas del producto en Venezuela".

Calidad mundial

El gobierno venezolano no precisó cuál es el ingrediente que contiene la bebida que es nocivo para la salud de los humanos.

El producto debe salir de circulación para preservar la salud de los venezolanos

Jesús Mantilla, ministro de Salud

Tras conocerse la suspensión, la empresa aseguró que "ninguno de los componentes de Coca-Cola Zero es perjudicial para la salud de las personas".

Coca-Cola Company y su filial local afirmaron que la bebida -que fue lanzada en abril en Venezuela- es elaborada bajo los más altos estándares de calidad a nivel mundial y cuenta con el respectivo registro sanitario que exige el estado venezolano.

Coca-Cola Femsa es la mayor empresa de su ramo en Venezuela, donde emplea a unos 8.000 trabajadores y aporta en impuestos unos US$140 millones al año.

Ofensiva gubernamental

En abril pasado, el gobierno del presidente Hugo Chávez se enfrentó a la compañía por un terreno en el oeste de Caracas que la productora de gaseosas utilizaba para estacionar los camiones distribuidores de sus bebidas.

Chávez le dio un plazo a la Coca-Cola para que desalojara el predio, ubicado en el barrio popular de Gramoven, donde el gobierno deseaba construir viviendas "para el pueblo".

En esa ocasión, la corresponsal de BBC Mundo en Caracas, Yolanda Valery, señaló que el ultimátum a Coca-Cola era un episodio más de la ofensiva gubernamental en el sector agroindustrial, dentro de la profundización del "socialismo del siglo XXI" propugnado por el presidente Hugo Chávez.

Nuestra corresponsal recordó que portavoces oficiales han venido señalando que la producción de alimentos tiene carácter estratégico. Algunos incluso han manifestado que el sector no puede regirse por las leyes de la oferta y la demanda.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.