Última actualización: viernes, 5 de junio de 2009 - 00:25 GMT

Venezuela: imputado presidente de Globovisión

Guillermo Zuloaga, presidente de Globovisión, el 4 junio 2009.

Zuloaga niega todos los cargos en su contra.

El presidente del canal venezolano privado de noticias Globovisión, Guillermo Zuloaga, fue imputado este jueves por cargos de usura, en relación a un negocio de venta de automóviles.

El empresario de medios es también accionista de dos concesionarios de autos marca Toyota: Toyosan y Toyoclub. De acuerdo con el ministro del Interior y Justicia, Tareck el Aissami, Zuloaga encabeza una mafia que retiene los carros nuevos y los intercambia en "ventas fraudulentas" para multiplicar sus ganancias.

Según el ministro El Aissami, los negocios de automóviles en los que Zuloaga es accionista se vendían los carros entre sí, "se pagaban y se daban el vuelto", dijo el alto funcionario, haciendo "una vil tramposería".

La trampa estaría en ir subiendo el precio del vehículo en cada venta -lo que en Venezuela se llama "engordar" el producto- para al final ofrecerlo a un comprador por un monto muy superior al costo original del vehículo.

Pudiera haber algún interés en que Zuloaga responda por algún hecho o aseveración, pero en última instancia el hecho indiscutible es que hay una situación irregular que se enmarca en la tradición que se está generando en Venezuela de multiplicar el precio de los vehículos

Julián Rivas, miembro del oficialista PSUV

El alto funcionario negó que Zuloaga estuviese siendo objeto de una "persecución". "Se trata simplemente de una mafia, se trata de un tramposo, de un tracalero", aseguró.

Un total de 24 vehículos fueron confiscados de una residencia de Zuloaga en el este de Caracas, en el marco de un allanamiento que realizó la policía científica la noche del 21 de mayo.

Por su parte, el imputado niega todos los cargos. "Todos estos carros tienen sus títulos de propiedad y certificado de origen y esperamos que sean devueltos, porque no hay razón para que sigan detenidos".

En carpeta aparte, el empresario está siendo investigado por la presunta comisión de delitos contra la Ley del Ambiente, por tener en sus oficinas cabezas disecadas de animales de caza, deporte que practica.

"Definitivamente creo que es algo para asustar a Globovisión, cosa que nunca van a lograr. Tenemos que estar claros y que lo sepa el gobierno, que cerrar medios de comunicación no es una manera de ocultar la realidad", declaró.

Rechazo

Aunque no está en claro cómo la imputación de Zuloaga y un eventual juicio podrían afectar la operación de Globovisión, en instancias internacionales el caso generó críticas.

Seguidores de Guillermo Zuloaga a la salida de la Fiscalía, 4 junio 2009

El caso contra el presidente de Globovisión generó críticas en instancias internacionales.

Organizaciones como la Asociación Internacional de Radiodifusión (AIR) y la Sociedad Interamericana de Prensa han venido rechazando las presiones contra los medios de comunicación privados, que consideran equiparable a una amenaza seria a la libertad de expresión.

En días recientes, los relatores para la libertad de expresión de la ONU y la OEA manifestaron preocupación por las declaraciones de "altas autoridades del gobierno" venezolano contra Globovisión y otras empresas de noticias.

En otro comunicado, el relator de la ONU se refirió específicamente al expediente de los automóviles contra Zuloaga. "Independientemente de la legalidad formal del allanamiento (...) llama la atención que este acto ocurre en un contexto de actos de intimidación contra Globovisión", indicó el texto.

Por otro lado, el presidente del Comité del Senado de Estados Unidos para las Relaciones Exteriores, John Kerry, lo calificó de "flagrante esfuerzo para intimidar a una fuente independiente de noticias".

¿Casualidad o presión?

"Los gobiernos y los Estados no son ingenuos", dijo por su parte el analista y miembro del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Julián Rivas, en respuesta a si el caso de Zuloaga tiene que ver con presiones a Globovisión.

Definitivamente creo que es algo para asustar a Globovisión, cosa que nunca van a lograr. Tenemos que estar claros y que lo sepa el gobierno, que cerrar medios de comunicación no es una manera de ocultar la realidad

Guillermo Zuloaga

"Pudiera haber algún interés en que Zuloaga responda por algún hecho o aseveración, pero en última instancia el hecho indiscutible es que hay una situación irregular que se enmarca en la tradición que se está generando en Venezuela de multiplicar el precio de los vehículos", afirmó.

En su opinión, en el caso hay una "violación evidente a la ética que debe tener un comerciante", y ya sea que su imputación es "casual o deliberada", debe responder por ella.

Para el investigador en Comunicación Política de la Universidad Católica Andrés Bello, Andrés Cañizales, el gobierno está "innovando" en una estrategia para arrinconar al canal sin llegar a cerrarlo.

Independientemente de que Zuloaga haya cometido o no los ilícitos que se le imputan, opinó Cañizales, la forma y el momento en que se producen los hechos indica que no se trata de acontecimientos aislados, sin que se inscriben en "un clima en el que la comunidad internacional está atenta al tema de la libertad de expresión y es más fácil sancionar indirectamente".

La Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) le abrió tres expedientes a Globovisión por la transmisión de declaraciones y entrevistas que las autoridades consideran violatorias de la normativa vigente. Si la comisión falla contra Globovisión en dos de los casos, la sanción puede ser el cierre permanente de la planta.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.