« Anterior | Principal | Próxima »

Los zombis que nos rodean

David Cuen David Cuen | 2013-05-08, 10:46

Caminata Zombi

Mi hijo Pablo, de 14 años, tiene un plan de escape preparado en caso de que (toco madera) los zombis nos invadan. Es tan detallado que si alguna vez ocurre, me quedaré junto a él.

Otros, como este español de quien les hablamos semanas atrás, llevan las cosas un poco más lejos y han construido un búnker.

La cultura zombi que aparece en cómics, series de televisión, películas, eventos y demás se ha convertido en una fuente inagotable de la industria cultural y ha expandido sus ramas a la naturaleza, la economía y la tecnología.

Cuando en 1968 George A. Romero presentó su filme "La noche de los muertos vivientes" poco imaginaba lo que iba a desatar. Romero es considerado el padre cultural de los muertos vivientes, de los zombis.

Filmada con poco más de US$114.000, la película en blanco y negro en la que los zombis "se niegan a permanecer muertos", logró recaudar más de US$30 millones.

Adelanten sus relojes 40 años y descubrirán que la industria zombi está más pujante que nunca.

Tan sólo en EE.UU. el Wall Street Journal estima que en la última década los muertos vivientes y sus amigos han generado unos US$6.000 millones en ganancias.

Las películas sobre el tema han cosechado poco más del 40% de esa cifra, los videojuegos algo parecido. Los disfraces casi el 10%, la venta de libros por ahí del 2% y un 1% los cómics y programas de televisión. No es poco si recuerdan que 1% equivale a US$60 millones.

Zombi

El término zombi, entendido como algo muerto que aparenta estar vivo, se ha extendido incluso a otras áreas.

En economía, por ejemplo, se habla de las empresas zombis. Se trata de aquellas que apenas cuentan con el dinero suficiente para pagar los intereses de sus deudas, pero que no tienen más capital para invertir. Viven en un estado de muertos vivientes.

Tan sólo en el Reino Unido se calcula que hay más de 146.000 empresas zombi.

Y el concepto también se extiende al consumidor con apenas suficiente ingreso para pagar los intereses de la hipoteca o las tarjetas de crédito, pero no el préstamo.

De hecho, algunas investigaciones académicas sugieren que hay una relación directa entre el estado de la economía y la producción cultural de zombis.

A mayor depresión económica, dicen, mayor producción de películas, series de televisión y productos zombi. Al parecer hay paralelos entre el sentimiento de que no hay futuro económico, con el gusto por el apocalipsis.

En la naturaleza, los zombis también abundan. Hay ciertos tipos de avispas que ponen sus huevos en el vientre de arañas y cucarachas y las convierten en zombis que ya no responden a otra cosa más que a movimientos mecánicos mientras incuban las larvas de las avispas.

Un tipo de hongo también infecta a hormigas, alejándolas de su hormiguero y atrayéndolas a las ramas más altas de un árbol donde mueren y sueltan nuevas esporas del hongo para infectar a más hormigas.

Los muertos vivientes parecen estar por todos lados.

Los zombis se arrastran por las calles incapaces de prestar atención a otra cosa que no sea el olor a carne humana.

Hay otra especie que hace lo mismo. Miren a través de su ventana y verán zombis caminando, arrastrándose por las calles incapaces de prestar atención a otra cosa que no sea la pantalla de sus teléfonos inteligentes.

Quizá el concepto zombi se ha extendido tanto que nos estamos volviendo parte de él, sin saberlo.

A fin de cuentas, la tecnología puede hacernos súper humanos o esclavos, zombis.

Parece que después de todo tener un plan de escape no es una idea tan descabellada.

Síganme en Twitter, suscríbanse a mis actualizaciones en Facebook, añádanme a sus círculos en Google+ y conversemos en Tumblr.

ComentariosAñada su comentario

  • 1. A las 05:30 PM del 08 May 2013, Federico Escribió:

    En el momento que una persona deja de repetir lo que dicen los medios y piensa por sí misma, deja de ser un muerto vivo.

  • 2. A las 06:59 PM del 08 May 2013, claudia Escribió:

    esta ingeniosa la analogía

  • 3. A las 04:25 PM del 09 May 2013, Pablo P Escribió:

    Lo que Romero entregaba en sus películas no eran los zombies, era expresar la realidad en situaciones de real conflicto, la sociedad sin máscaras.

  • 4. A las 05:29 PM del 09 May 2013, Rodrigo Orrego Escribió:

    Todos somos zombis frente a la loca carrera de arrasar la naturaleza. La ambición del hombre rebasa la imaginación del ambientalista mas optimista.
    No importan los nacimientos de agua, la biodiversidad, las minas de vida, los bosques, no importa nada, las multinacionales ya están aquí en Colombia desplazando a los anfibios, las mariposas, los manglares, y todo lo que signifique vida. A los políticos no les importa con tal de que sus cuentas bancarias se llenen.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.