« Anterior | Principal | Próxima »

El músculo de Amazon

David Cuen David Cuen | 2011-09-07, 12:00

Amazon

Amazon es un nombre establecido en internet y en varios países del mundo es uno de los sitios más exitosos de comercio electrónico.

Estos días el secreto a voces es que está por lanzar al mercado una tableta con la que competirá con el iPad y los modelos de Android que ya existen en el mercado.

La gran diferencia es que Amazon tomará el sistema de Google, pero lo encapsulará en un modelo propio en el que -al estilo de Apple- se encargará desde la fabricación del aparato hasta la venta de las apps.

La empresa tomará un poco de los dos mundos y tratará de amenazar a los gigantes ya establecidos en el mundo de la informática.

Y esta vez su futuro parece promisorio.

A lo largo de 2011 la empresa fundada por Jeff Bezos ha estado construyendo los cimientos de su incursión al mundo de la computación.

Ahora cuenta con un "Cloud Player" para reproducir música en la nube, con un servicio de video bajo demanda, con una aplicación para leer libros electrónicos y con una tienda de apps. En realidad lo único que le falta es el aparato y eso está por resolverse.

Todos los rumores indican que el nuevo Kindle/tablet -llamado Coyote hasta ahora- tendrá una versión muy modificada de Android que se deshará de las principales aplicaciones de Google -con excepción de Gmail y el calendario- para poner en el centro de su eje los programas de Amazon.

Además se cree que el precio del dispositivo será muy inferior al del iPad.

¿Pero por qué la empresa de Bezos se aventura en un mercado que ya parece saturado? La respuesta es simple. Amazon -además de Apple- es una de las pocas empresas que cuenta con todo lo necesario para tener éxito en el segmento.

  • Tiene enormes almacenes llenos de productos en varias partes del mundo.
  • Cuenta con un sistema de logística y distribución que permite procesar miles de pedidos en muy poco tiempo.
  • Posee una gigantesca base de datos de tarjetas de crédito en el mundo. Quienes compren su tableta ya tendrán una cuenta en Amazon.
  • A diferencia de Apple vende miles de productos, no unos cuantos.
  • Cuenta con una enorme librería digital llamada Kindle que le ha dado jugosas ganancias y que logró que la empresa ya venda más libros electrónicos que de papel.
  • Maneja varios negocios en internet: algunos dirigidos a consumidores, como su tienda; otros enfocados en empresas, como su servicio de alojamiento de datos.

Amazon ha probado también que está dispuesta a pelear con tal de salirse con la suya.

Aún a sabiendas de que Apple la demandaría por usar el nombre "App Store" para sus aplicaciones en Android, la compañía siguió adelante con su plan. Cuando la empresa de Tim Cooks anunció que las aplicaciones ya no podrían vender contenido dentro de ellas -como hace la app de Kindle-, Amazon abrió una tienda en la web especial para usuarios de iPhone con lo que se saltó las restricciones.

A nivel financiero, además, la empresa luce sana. En el segundo trimestre fiscal del año reportó un incremento del 51% en ingresos, aunque registró una caída en sus ganancias. Ganó US$191 millones, menos de los US$207 millones registrados en el mismo periodo del año anterior.

La caída se explicó por un aumento en sus inversiones -¿de dónde creen que ha salido el dinero para preparar el terreno para su nueva aventura?- y sus inversionistas se sintieron felices con los resultados. Las acciones de la compañía subieron 6% al anunciar sus números.

No todo es miel sobre hojuelas, sin embargo.

Amazon está creciendo a un ritmo impresionante y dado que controla cada paso del proceso de producción, los amantes de Android podrían no ver con buenos ojos el ver cómo llega al mercado un nuevo pariente "presumido" que nadie puede controlar más que su padre.

El tamaño del músculo que la empresa ha venido ejercitando puede también comenzar a asestar golpes por doquier a comerciantes, programadores y anunciantes entre más dominante se vuelva en el mercado.

Los programadores de Shifty Jelly, por ejemplo, se quejaron de que cuando Amazon puso su aplicación como la app gratuita del día en su tienda -algo que la compañía renueva cada 24 horas- la gente la descargó más de 100.000 veces y ellos dicen que recibieron a cambio US$0.

La empresa les envió un correo previamente asegurando que eso iba a pasar e insistiendo en que el beneficio para ellos sería la exposición de su marca.

Amazon no es Apple ni Google, pero tiene con qué pelear con ambos. Por algo está ejercitando el músculo.

Síganme en Google+, Twitter y Facebook.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.