« Anterior | Principal | Próxima »

La prensa y la tarjeta amarilla

Adrián Fernández | 2012-01-17, 11:13

Tarjeta amarilla

Uno de los editores del periódico The New York Times, Arthur Brisbane, abrió en los últimos días un interesante debate editorial en el que no sólo están participando periodistas, sino que también los lectores de esa publicación y el público en general.

Brisbane preguntó desde las páginas del Times si sus periodistas deberían cuestionar siempre las cosas que los protagonistas de las noticias que están cubriendo dicen como "verdades" absolutas.

Y puso como uno de sus ejemplos la afirmación que el precandidato republicano Mitt Romney ha hecho varias veces sobre los discursos del presidente Obama en los que (según Romney) el mandatario se "disculpa" por Estados Unidos.

Según Brisbane esa afirmación de Romney es demasiado general ya que el republicano nunca cita ningún discurso de Obama y por lo tanto es dificil de demostrar que sea verdadera o falsa.

Para el editor neoyorquino, la pregunta es si el periodista debe señalar ese tipo de declaraciones o simplemente citar a la fuente con precisión.

¿Pueden dejar pasar algunas frases o cosas que los candidatos dicen en el fragor de la campaña o en la emoción de un discurso y que aunque no sean absolutamente ciertas tampoco son tan fáciles de contrastar con datos o hechos y se pueden prestar a la interpretación política del lector? Al fin de cuentas ¿Qué es "disculparse por Estados Unidos"?

En un año electoral en Estados Unidos, y a pocos días de iniciada la temporada de elecciones primarias en la que los republicanos elegirán al candidato que le disputará la presidencia a Obama el próximo mes de noviembre, la pregunta parece haber tocado un nervio especial en los lectores del periódico.

Mitt Romney

La afirmación del el precandidato republicano Mitt Romney, fue lo que generó la reflexión del editor de The New York Times.

De forma abrumadora, casi unánime, contestaron que, palabras más palabras menos, los periodistas debemos cuestionar siempre a los protagonistas de las noticias y que, en caso de la cobertura política, un medio que no lo hace se convierte en reproductor de gacetillas de prensa y propaganda.

Tal fue la cantidad de respuestas en ese sentido que Brisbane salió a aclarar lo que había querido decir: "Mi pregunta se refería a si el Times debería refutar más agresivamente los hechos que son ofrecidos por los protagonistas de las noticias cuando esos hechos son cuestionables. Considero que esta pregunta es difícil, y no tiene una respuesta obvia", señaló.

El problema con algunas citas es que si no se las cuestiona, por omisión, terminan convirtiéndose en verdades.

Un amigo, que compara todo con el fútbol, dice que los políticos son como esos delanteros que se dejan caer cada vez que entran al area rival, y que la prensa es como el árbitro, que puede sacar tarjeta amarilla tras el primer revolcón o permitir que el delantero siga simulando hasta conseguir un penal.

En 2008 una parte del periodismo de este país le sacó una tarjeta amarilla a Michele Bachmann cuando sugirió que Barack Obama era "antiestadounidense" al cuestionar y refutar esas afirmaciones.

Veremos qué pasa en la campaña electoral de este año. El partido recién comienza.

ComentariosAñada su comentario

  • 1. A las 04:10 PM del 17 Ene 2012, Federico Escribió:

    La forma de interpretación y entendimiento de un hecho proviene del tinte político y filosófico de la persona o grupo de personas que lo observan, por esto, para un análisis correcto se debería partir por entender el tinte político y filosófico que rige en USA, porque eso determinará la forma particular de interpretar estos hechos y determinará la forma de “crear su verdad sobre el hecho” y marcará también el tipo de libertad y democracia que se detenta – eso que los americanos llaman su forma de ser y su forma de vida.
    Siguiendo con el ejemplo del fútbol, la política no debería ser como un Campeonato de Fútbol, en el cual si soy de un equipo debo necesariamente estar en contra del otro, es suponerse que mas allá del tinte de pensamiento político se debería apoyar la mejor idea.
    Ahora, en USA prima el liberalismo, moderado o agresivo, pero la idea impuesta en el país es el liberalismo.
    Este hecho ya está marcando - más allá de casos puntuales o excepciones a la regla - que hay un tinte de pensamiento único generalizado, hay una verdad única aceptada, la verdad liberal.
    Con esto el periodismo americano interpreta en función de la verdad liberal, sin una oposición de ideas aceptable.
    El liberalismo es dogmático, se cree en el sin discusión, porque si se lo discute entra en paradojas sin solución, esto hace que el tinte político sea subjetivo al no aceptar otras ideas, otras realidades.
    Entonces, por ejemplo, ¿aceptaría la prensa americana poner 3 columnas para que se interprete un mismo hecho desde distintas tendencias políticas?
    El caso de USA es un extremismo, hay otros extremismos, hay países en donde la forma de libertad inmadura lleva a que todo se discuta y se termina con una oposición feroz a todos y se termina haciendo “nada”.
    En la interpretación de los hechos intervienen otras variables como la cultura y la religión, que se suman al tinte político y filosófico.
    Con esto, hay tantas libertades, tantas democracias, tantos periodistas como diversidades de entendimientos existan.
    ¿Quién tiene la razón, cual es la verdad en USA?
    La pregunta de Brisbane sobre si sus periodistas deberían cuestionar siempre las cosas que los protagonistas de las noticias que están cubriendo dicen como "verdades" absolutas, es un cuestionamiento que no pone en peligro la perpetuación del tinte liberal, no pone en peligro la óptica filosófica general, quizás si incida sobre palomas y halcones, pero no parece provocar un desequilibrio en la ideología. Es decir, se podrá acusar a Barack Obama de "antiestadounidense" pero jamás de antiliberal, porque la razón y la verdad americana es liberal.

  • 2. A las 04:08 AM del 18 Ene 2012, Daniel Alejandro Escribió:

    Hola Mr. Fernandez,

    Primero que nada un gran saludo desde Calgary, Canada. Tus entradas me son de gran untilidad puesto que soy un estudiante de periodismo y la experiencia y situaciones que expones siempre me dejan algo con lo que aprender.

    Creo que el "facilismo" ha estado destruyendo poco a poco esta hermosa industria. Es muy sencillo tomar la information que nos dan diferentes fuentes y tomarlas por ciertas. No se si es debido a la presion que hay en la industria a ser los primeros en publicar una informacion o por que sencillamente nos hemos renegado a transmitir textualmente lo que percivimos.

    Creo que siempre deberiamos revisar nuestros "facts" o datos... Como me dijo un relacionista publico de la alcaldia de Vancouver cuando lo estaba entrevistando en mi primera asignazion "Siempre asegura que tus datos sean a prueba de balas". Es nuestra responsabilidad como periodista ser perros guardianes de la verdad en nuestras sociedades y no dejar que otros nos usen con fines egoistas, manipulativos o propagandisticos.

    Muchas gracias por tus entradas!

    Daniel A. Rodriguez H.

  • 3. A las 07:53 PM del 18 Ene 2012, Maria Reyes Escribió:

    Por que razon si los editores eligen Periodistas y no entrevistadores, habria que poner en duda la pertinencia del Periodista a cuestionar lo que su entrevistado dice? Los medios de noticias a veces actuan a pocos grados de diferencia de un Facebook. No creo que averiguar sobre una duda legitima sea una invasion de privacidad o en el caso del Mick Romney una cuestionamiento sobre la veracidad del discurso del Candidato.Sr.Editor no puede ser que en Twitter con todas sus limitaciones ,cuestionen mejor a un entrevistado que lo que le corresponde hacer a un Periodista.

  • 4. A las 03:06 PM del 19 Ene 2012, William Mora Escribió:

    Estimado Adrián,

    Los Nazis decían: repite una mentira tantas veces como puedas y esta terminara convirtiéndose en verdad. Esto le sirvió a los Nazis en la propaganda de su poder, pero en nuestros días también le sirve a factores de poder en la oposición para hacerse eventualmente con el poder. Usted agrega que los medios pueden y deben asumir el rol de escrutinio de cada declaración y verificar su veracidad, así mentiras no terminar, por omisión, convirtiéndose en verdad. Pero que hay de los casos en que son los mismos medios el factor de poder jugando al cambio de régimen, usando declaraciones abiertas sin soportes en la realidad.

    Uso como ejemplo el caso de Venezuela, donde el gobierno, con múltiples errores y radicalismos, confronta una oposición política que ha sido desplazada por medios de comunicación que decidieron ellos dirigir la política opositora, usando exageraciones, inexactitudes y planas mentiras con tal de malear la opinión publica en cierta dirección de su preferencia. Es común ver la guerra de datos, alguno de ellos reclamados por los medios tan exagerado que francamente pierden contexto real. Cuando esto sucede, que opciones tiene la gente? Quien es el arbitro con la objetividad para indagar la veracidad de las declaraciones? El periodismo de hoy, ya no es mas aquella profesión donde se servia a una audiencia que merecía respeto, hoy simplemente se demonizan y angelizan de acuerdo a la preferencia política del medio de comunicación. La verdad queda para los historiadores, al tiempo que la gente se queda sin pito.

  • 5. A las 04:20 AM del 20 Ene 2012, Raúl Mendoza Escribió:

    En mi opinión, el reporte de los hechos tal y como ocurrieron debe ser el primer paso en una noticia. Posteriormente, se debe entrar realizar cuestionamientos, verificar datos, investigar situaciones relacionadas... y un largo etcétera. En resumen, ambos son esenciales.

    El problema es que con los políticos, la cosa no es tan fácil: mentirosos, ladrones, hipócritas, oportunistas, traidores y desvergonzados. Por eso, la crítica hacia ellos debe ser aún más incisiva.

    Muchas gracias.

  • 6. A las 04:17 AM del 24 Ene 2012, Ever Silva Escribió:

    Como se expresaba, lo que se omite queda como verdad para el lector u oyente. Creo que el periodismo tiene un papel importantísimo en mantener -bien- informados a los ciudadanos. Si ellos no hacen el esfuerzo para garantizar que la información refleje realmente los hechos la gente que lo consume mucho menos lo hará.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.