« Anterior | Principal | Próxima »

Otra vez Wenger al Real Madrid

Raúl Fain Binda | 2008-12-25, 12:10

wenger430.jpgLa crisis deportiva e institucional en el Arsenal FC ha desencadenado una nueva oleada de especulaciones sobre la posible marcha de Arsene Wenger (acompañado presumiblemente por Cesc Fábregas) al Real Madrid.

Esta es una versión muy atractiva para medios españoles e ingleses, ya que toca a importantes clubes (y aficiones) de las respectivas capitales.

La diferencia, ahora, es que las circunstancias se están acomodando de tal modo que la llegada del francés a la Casa Blanca ya parece algo más que un globo de ensayo. Muy poco más, sin embargo, ya que todo está en el aire.

La campaña del Arsenal esta temporada ha sido decepcionante, a pesar de que sólo está ocho puntos detrás del Liverpool en la Premier y sigue en carrera en la Champions League (recibirá al Roma el 24 de febrero).

A las evidentes carencias del juego se agrega ahora la prolongada ausencia (entre tres y cuatro meses) del nuevo capitán, Fábregas, lesionado en un choque con Xabi Alonso, en el empate 1-1 con Liverpool, el domingo.

Y las relaciones entre los propietarios ya es una riña: el otro día expulsaron de la junta directiva a Lady Nina Bracewell-Smith, propietaria de 16% de las acciones, que se siente engañada por las maniobras de sus "colegas".

Hace poco más de un año, el entonces vicepresidente del club, David Dein, renunció y posteriormente vendió sus acciones al multimillonario ruso (de origen uzbeko) Alisher Usmanov, quien tenía el proyecto de seguir ampliando su capital para quedarse con el club.

Los otros accionistas cerraron filas y se comprometieron a no vender sus participaciones: entre ellos estaba Bracewell-Smith, pobre mujer.

Ahora es libre de hacer lo que quiera con sus acciones, pero el mercado ya no está para bollos: Usmanov, duramente afectado por la crisis financiera, no quiere hablar de una ampliación de su paquete... al precio que pide Nina.

Lo más probable es que en los próximos meses haya novedades sobre la propiedad del club, y esto puede afectar la situación de Wenger, quien exige estabilidad y coherencia institucional en respaldo de su trabajo técnico.

El problema, claro, es que la estabilidad y coherencia institucional son virtudes muy poco habituales en este Real Madrid, habituado a dar palos de ciego para salir de las situaciones comprometidas.

Otra exigencia básica de Wenger es que le den carta blanca para manejar el plantel a su antojo, con poder de decisión en las altas y bajas. Y todo el mundo sabe que este es un privilegio al que no están dispuestos a renunciar los dirigentes merengues, siempre acosados políticamente por sus rivales.

También está el pequeño detalle del contrato de Wenger, que vence en 2010. El técnico nunca ha repudiado un contrato vigente y las cifras en juego no son moco de pavo: el Arsenal exigiría una compensación multimillonaria.

Pese a todos estos obstáculos, la versión de la marcha de Wenger al Real Madrid gana adeptos entre los comentaristas ingleses.

En un reciente debate en el canal deportivo Sky surgieron nuevos elementos.

Ian Ridley, del Mail on Sunday, opina que la crisis en el Arsenal ha cercenado el vínculo de confianza. Dice que Wenger está convencido de estar ante una encrucijada: o deja el club al finalizar la temporada o permanece a riesgo de seguir cautivo en un brete institucional asfixiante.

Este punto de vista fue respaldado por otros contribuyentes en el programa, pero ninguno aportó ningún elemento concreto en respaldo de la teoría del Real Madrid como próximo destino de AW.

(Con el mismo argumento se podría especular con el AC Milan, el Cluj rumano o el Anorthosis chipriota.)

También está el pequeño detalle de que muchos comentaristas coinciden en que el técnico ha malogrado con sus errores el desarrollo de la plantilla.

Los equipos que está armando Wenger se caracterizan por un juego atractivo y un espíritu débil. Hasta sus incorporaciones de jugadores jóvenes, tan festejadas hasta hace poco, han atraído muchas críticas últimamente.

Un colega, fanático del Arsenal, nos decía el otro día que "a veces me gustaría que en lugar de tantos chicos prometedores, Arsene trajese a un hombre hecho y derecho, aunque sea mediocre técnicamente".

La lesión de Cesc Fábregas parece un golpe del destino. El español representa cuatro virtudes cardinales del fútbol: habilidad, inteligencia, carácter, esfuerzo.

Y también experiencia, algo que Cesc tiene a pesar de su juventud (sólo 21 años).

Fábregas se lesionó antes de dejar su sello en el equipo, tras el fracaso de William Gallas, un capitán con mano pesada, de matón de bar, cuyos aportes se habían hecho contraproducentes.

De modo que Wenger no sólo ha perdido un capitán, sino dos, y encima a su mejor jugador, por un campo de diferencia.

A doce años de su llegada al Arsenal, tal vez haya llegado el momento de marcharse.

Pero en este momento, cuando la crisis financiera sugiere que la realidad institucional y deportiva puede transformarse de la noche a la mañana, el cambio equivale a zambullirse sin comprobar si la piscina tiene agua.

Sea como fuere, la situación en el Arsenal requiere un cambio trascendental. Dice Ridley: "lo que ocurra los próximos seis meses, dentro y fuera del campo de juego, definirá la historia del club por los próximos cinco años".

Lo del Real Madrid sigue siendo una suposición. A favor está la historia del club, sus glorias, su inigualable carisma; en contra, sus intrigas, su ingratitud con los técnicos, su carencia de una política deportiva coherente, su indiferencia y hasta hostilidad con el trabajo de la cantera.

En este vacío, el trabajo de Arsene Wenger podría ser histórico, siempre y cuando le dieran carta blanca para hacer y deshacer.

Y ningún dirigente del Real Madrid puede hacer esa promesa.

O, si la hace, no puede pretender que se la crean.

ComentariosAñada su comentario

  • 1. A las 05:48 PM del 29 Dic 2008, Angel Escribió:

    Wenger en el Real Madrid se asfixiaria. El quiere controlar algo mas que los entrenamientos y los partidos. Quiere construir un club, un estilo, una modalidad. Como, salvando las distancias, Cruyff en el Barsa. Eso no se puede hacer en el Real Madrid, con respeto por el club, porque su politica interna es caotica y no tiene rumbo.

  • 2. A las 02:21 PM del 06 Ene 2009, Gustavo Colorado Grisales Escribió:

    Hola, don Lalo. Una vez más, desde Colombia, quiero decirle que sigo disfrutando sus textos que, apra acabar de completar, son buena literatura.
    Gustavo

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.