« Anterior | Principal | Próxima »

Mourinho, con el cuchillo entre los dientes

Raúl Fain Binda | 2008-05-29, 11:12

Jose MourinhoLos sospechosos de siempre (periodistas, dirigentes) nos dicen que José Mourinho se hará cargo del Inter de Milán, con un salario de 14 millones de dólares y la promesa de Massimo Moratti, el propietario, de respetar escrupulosamente todos sus caprichos y decisiones.

(Será difícil, porque Moratti, a diferencia de los multimillonarios advenedizos, es un multimillonario con una larga trayectoria en el fútbol. Su padre fue el presidente del club en su época de oro, en los años ´60.)

El portugués quiere a Eto'o y Deco, del Barcelona; a Frank Lampard, Didier Drogba y Ricardo Carvalho, del Chelsea; y a Ricardo Quaresma, del Oporto.

El gran ausente, en la lista, es Cristiano Ronaldo, a pesar de ser portugués y compartir con Mourinho el mismo representante, Jorge Mendes.

Ocurre que Mourinho debe reconstruir un plantel y necesita varios buenos jugadores, en vez de un crack absorbente y excluyente al mismo tiempo.

Se avecina una limpieza de verano en el Inter. Mourinho desconfía de las "mafias" internas, los grupitos que él no puede controlar y también de los "loquitos", esos personajes tan "especiales" como él mismo.

Entre los primeros están varios de los sudamericanos del equipo, en especial los argentinos.

Los más "loquitos" son el brasileño Adriano (de quien dicen que volvería la próxima temporada) y el sueco Zlatan Ibrahimovic, recuperado de una grave lesión y que podría servir como moneda de cambio por Eto'o.

El problema es que la realidad del mercado no favorece los planes de Mourinho.

El Barcelona pide por Eto'o y Deco el doble de lo que ofrece el Inter, y el Chelsea estaría dispuesto a dejar marchar a Drogba, pero quiere retener a Lampard y Carvalho.

A diferencia de Ronaldo, que firmó una extensión de su contrato con el Man U el año pasado, el de Lampard con el Chelsea vencerá el año que viene, y según las normas de la UEFA podría quedar en libertad ya mismo, a cambio de 12 millones de dólares, el valor de su salario del último año.

Club y jugador han estado discutiendo un nuevo contrato durante los últimos dos años, sin llegar a un acuerdo. Lampard pide por lo menos una equiparación con John Terry, el jugador mejor pagado del mundo.

(En Londres se comenta que Terry se aseguró un jugoso aumento cuando dio a entender que no pondría el grito en el cielo si Mourinho era despedido. En la política interna del club, eso equivalía a ponerse del lado del propietario.)

Lampard tiene 29 años y esta es su última oportunidad para iniciar una nueva etapa profesional en la cúspide de su rendimiento físico.

El Chelsea, bajo cualquier técnico que reemplace a Avram Grant (se habla de Hughes, Mancini, Eriksson, Rijkaard, Deschamps, Lippi, Bilic, Scolari, Hiddink y hasta mi tía Carlota), hará todo lo posible para retener a Lampard.

En esto hay margen de maniobra, pero en cuanto a Carvalho hay otro problema: el club quiere retenerlo, aunque el año pasado ya le renovó el contrato, con un buen aumento.

Si el jugador quiere irse para estar con el técnico que lo convirtió en uno de los mejores defensas europeos, un nuevo aumento le caería muy mal a Abramovich. (Es la misma sensación que tienen los Glazer, propietarios estadounidenses del Man U, enfrentados a la necesidad de aumentarle el salario a Cristiano Ronaldo a pesar de que le renovaron el año pasado.)

Ronaldo es un crack, claro, mientras que Carvalho "sólo" es muy bueno.

Vemos que Mourinho se conforma con veteranos o jugadores con problemas de disciplina, que por una u otra razón están dispuestos a cambiar de querencia.

El más normal de todos es Lampard, cuya compañera ya está cansada de Londres.

Deco, Eto'o, Drogba y Quaresma son personajes "difíciles" en el vestuario, caprichosos, volátiles, potencialmente explosivos.

(¿Recuerdan cuando Eto'o llamó "mala persona" al pobre Rijkaard? Ese estallido hizo tanto para arruinar la convivencia en el Barça como los excesos de Ronaldinho.)

Un club italiano, por más poderoso que sea, ya no está en condiciones de imponer su voluntad a fuerza de talonario, y mucho menos en competencia con un club inglés.

La diferencia de recursos es cada día más notable. Se acaba de informar que el ingreso anual combinado de los clubes de la Premier League es de 3.000 millones de dólares.

ComentariosAñada su comentario

  • 1. A las 04:07 AM del 30 May 2008, Oscar Escribió:

    Morinio llora si no le compran un juguete en el sesped es un pallaso

  • 2. A las 06:08 PM del 30 May 2008, Rocamora Escribió:

    Mourinho es bueno o ustedes lo encuentran bueno porque les da materaial para los articulos?

  • 3. A las 03:16 AM del 03 Jun 2008, M Escribió:

    Acabo de oir que ya Mouri ha firmado con el Inter, quienes despidieron al técnico que ganó los últimos campeonatos de Italia. Hay algo que no se entiende. Lo mismo hace el Madrid, que saca a cada técnico que gana el campeonato. Llevar a Mou al equipo es como empezar a usar drogas. Al principio parece que se gana todo, después hay que vivir con dolor siempre.

  • 4. A las 11:52 PM del 04 Jun 2008, JUAN LINARES Escribió:

    Massimo Moratti es un fanatico de los argentinos y no creo que estos aguanten a Mourinho. Asi, que los argies tendrán que buscar nuevos horizontes.
    Se viene una limpieza tenaz.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.