« Anterior | Principal | Próxima »

Entrevista en Guayaquil

Categoría:

Matias Zibell | 2007-02-28, 0:52

Melvin Hoyos
Caminando por el malecón de Guayaquil los encontré. Dándose la mano, manteniendo cierta distancia como para estudiarse mejor. La gente se acerca, se toma fotos, pero ellos no desvían la mirada uno de otro, quizás con admiración, quizás con desconfianza.

A Guayaquil llegamos con la producción de BBC Enlace para producir una serie de programas sobre la emigración y el exilio de este pueblo ecuatoriano, una realidad que no les fue ajena a ninguno de los dos hombres que no puedo parar de observar.

Aquí nos cruzamos con la estatua que recuerda el encuentro de San Martín y Bolívar el 26 y 27 de julio de 1822. "Presiento que América no olvidará el día en que nos abracemos", le escribe uno al otro antes de la histórica reunión. ¿Pero fue así?

Antes de ahondar en ese abrazo es importante destacar que los dos libertadores de América del Sur estuvieron a punto de no encontrarse, que hubo una cita frustrada, que la coyuntura política era tan complicada que San Martín le preguntó a Bolívar si no prefería reunirse en una fragata en pleno mar y no en la ciudad ecuatoriana.

También es bueno recordar que tenían ideas muy distintas, desde cómo debía llevarse a cabo la última batalla contra las tropas españolas que aún resistían en el interior de Perú, hasta quién debía gobernar ese país luego de su independencia y cuál debía ser el futuro de Guayaquil.

"Yo creo que es un encuentro entre dos personalidades muy disímiles, pero con objetivos similares", me dice el arquitecto e historiado Melvin Hoyos, director de Cultura y Promoción Cívica de la ciudad, de su museo y de su biblioteca, con quien me he dado cita al pie de las estatuas esculpidas en 1937 por el arquitecto español José Antonio Homs y Visa.

¿Pero entonces es un monumento dedicado a un encuentro o a un desencuentro? "Para mí desde el punto de vista histórico es ambas cosas. Porque los puntos de vista que tenían ambos libertadores eran bastante diferentes", me responde mi invitado.

"Basta un ejemplo que es muy revelador. Bolívar no concebía a Guayaquil como una ciudad y una región independiente. Para él era una pieza clave y estratégica dentro del gran rompecabezas que era la Gran Colombia. Para San Martín estaba muy claro que Guayaquil era una pieza clave para el Perú y la zona sur de la costa del Pacífico. Sin embargo, era un hombre muchísimo más respetuoso de la individualidad de los pueblos".

Las reuniones que ambos libertadores mantienen aquel julio de 1822 se realizan en privado, sin testigos, por lo que un halo de misterio, no exento de polémicas y controversias nacionalistas, ha llegado hasta nuestros días. Pero las confesiones de ambos a sus secretarios y amigos recogidas en distintas cartas de la época han echado algo de luz a la histórica reunión.

Las distintas hipótesis históricas hablan de un pedido de ayuda de San Martín a Bolívar para terminar con la resistencia española en Perú (el mismo argentino reconoce en una carta posterior su ofrecimiento de ponerse a las órdenes del venezolano en una posible fusión de ambos ejércitos) pero la respuesta del héroe de Boyacá y Carabobo no es la esperada por el vencedor de Chacabuco y Maipú.

Lo cierto es que San Martín, tras la entrevista, se retira de Perú dejándole el campo libre al ejército libertador del Norte. Las dos últimas batallas de la independencia americana, Junín y Ayacucho, son libradas por Bolívar, la primera, y por su lugarteniente, Antonio J. Sucre, la segunda.

"Aquí juegan muchas cosas", me ilustra Hoyos: "Bolívar, un maestro masón grado 33. San Martín, un masón de alta graduación, pero no maestro aún. Bolívar, un líder militar triunfador con un ejército in crescendo. San Martín, de retirada porque su ejército no puede más".

"Bolívar, sin embargo, necesita del apoyo de San Martín para poder lograr la independencia final del Perú con la que se sellará la independencia final de América".

Lo que queda claro en la correspondencia entre ambos anterior al encuentro es la mutua admiración. Tras la victoria de Carabobo, el 24 de junio de 1821, Bolívar le escribe a San Martín:

“Mi primer pensamiento en el campo de Carabobo, cuando vi mi patria libre, fue V.E., el Perú y su ejército libertador. El contemplar que ya ningún obstáculo se oponía a que yo volase a extender mis brazos al libertador de la América del Sur, el gozo colmó mis sentimientos“.

San Martín le responderá más tarde: "Ansioso de cumplir mis deseos frustrados en el mes de febrero por las circunstancias que concurrieron entonces, pienso no diferirlos por más tiempo... Mi alma se llena de pensamientos y de gozo cuando contemplo aquel momento: nos veremos, y presiento que América no olvidará el día en que nos abracemos".

Pero la entrevista tiene más desacuerdos que coincidencias. Uno de ellos, el deseo de San Martín de implantar en Perú una monarquía constitucional liderada por un príncipe europeo, idea rechazada de plano por el republicano Bolívar, que temía la presencia de un europeo en un trono sudamericano como un peligroso antecedente para el resto del continente.

En plena noche del 27 de julio, San Martín se retira de Guayaquil antes de que termine la fiesta en honor a ambos libertadores. En forma sigilosa, sin despedirse de la aristocracia local, es acompañado por Bolívar hasta el puerto donde se dan él último abrazo. Nunca más volverán a verse.

Sus anfitriones, los guayaquileños, se unirán 8 años después a los quiteños y cuencanos en su lucha contra la Gran Colombia y así nacerá Ecuador, el país a donde hemos llegado con Iscar Blanco a cubrir la problemática del éxodo de miles de ecuatorianos a España.

El exilio al Viejo Continente marca la vida de San Martín tras la entrevista con Bolívar. Criticado en su país y hastiado de las luchas internas, parte en 1824 a Europa sin más compañía que la de su hija. Tiene 45 años. Nunca más pisará Argentina. Muere en 1850 en la localidad francesa de Boulogne-sur-Mer.

De camino al exilio muere Bolívar en diciembre de 1830 cerca de la localidad colombiana de Santa Marta. Ese año, el Congreso venezolano lo había expulsado de su propio país. Un año después desaparecerá formalmente su sueño de una Gran Colombia. La muerte lo encuentra dirigiéndose a Jamaica para luego saltar a Europa, con sólo 47 años.

Le pregunto al arquitecto Hoyos si la gente que se toma la foto con los dos próceres de fondo conoce la trama de su único encuentro y del triste final de ambos. Él cree que son pocos, por eso lucha por llevar la historia de los protagonistas de aquella efímera reunión y de la única ciudad americana que los vio juntos a la mayor cantidad de personas posible.

"El interés por la Historia hay que motivarlo. Nosotros tenemos museos viajeros que llevamos no sólo a los colegios, también a las fábricas y los centros comerciales, con réplicas de los documentos históricos que cuentan el desarrollo de nuestra ciudad, tenemos teatros de títeres que cuentan Historia, tenemos bibliotecas carretillas estacionadas en parques y avenidas de Guayaquil".

Fanático de los comics ("creo que tengo una de las tres mejores colecciones de comics de América Latina"), Hoyos planea contar aquellos dos días de 1822 en una historieta, como ya lo ha hecho con la biografía de José Joaquín de Olmedo, el héroe de los guayaquileños y uno de los líderes contra la anexión de Ecuador a Venezuela y Colombia.

Al despedirme del arquitecto e historiador, me cruzo con un soldado del ejército ecuatoriano, heredero en su uniforme de aquellos que siguieron a Bolívar y San Martín, y le pregunto si aún guarda algún significado en nuestros días aquella remota entrevista: "Pucha que significa algo. Significa mucho y significará mucho por mucho tiempo más", me responde.

Tres personas nos esquivan para poderse sacar una foto debajo de las dos estatuas. Son ecuatorianos, de la región de Esmeraldas. Les planteo el mismo interrogante a ellos y el que lleva la cámara no duda en responder: "Claro que fue bueno el encuentro, de eso resultó la liberación de América".

Cuando les pregunto qué hacen por Guayaquil me cuentan los dos fotografiados que desde hace unos años viven en Palmas de Mallorca, España, pero que se han tomado unos días para regresar a su país de visita.

Después van a tomarse más fotos a la orilla de río, como turistas en su propia tierra, mientras Bolívar y San Martín siguen quietos, dándose la mano, sin desviar la vista uno de otro, quizás pensando en su propio exilio, quizás comparatiendo su tristeza.

(De más está aclarar que no soy historiador, apenas periodista, y que agradeceré cualquier corrección a los datos históricos vertidos en este blog).

ComentariosAñada su comentario

  • 1. A las 02:28 PM del 01 Mar 2007, Roberto Rojas Escribió:

    J.J. de Olmedo era partidario de anexar Guayaquil al Perú, pero no tuvo el apoyo local suficiente y Guayaquil terminó por anexarse a la Gran Colombia y por ende a Ecuador.

    Claro que los guayaquileños conocemos del histórico encuentro. Según la tradición,el encuentro se realizó el 26 de julio (de 1822), un día después de la Fundación Españóla de Guayaquil (1535), y dos días antes del 24 de julio (1783) natalicio de Simón Bolívar; así que los guayaquileños teníamos un largo feriado. Con el tiempo y por la política, sólo quedó como feriado el 25 de julio.

  • 2. A las 05:27 PM del 01 Mar 2007, Mariluz Barrera González Escribió:

    Tienes razón Matías, desgraciadamente América, tiene muy mala memoria...Olvida pronto el dolor, el sufrimiento y la posibilidad de mejorar las cosas y sobre todo que en gran medida depende de nosotros que todo cambie.

    UN BESO

  • 3. A las 06:23 PM del 01 Mar 2007, Sala Eduardo Roberto Escribió:

    NUESTRA HISTORIA
    La Historia de Sudamérica, tiene un COMPONENTE muy SOLAPADO.
    Éste, NO aparece como "EJE FUNDAMENTAL" de lo que se llama INDEPENDENCIAS EN AMÉRICA DEL SUR.
    Es muy POBRE su FIGURA de INMINENCIA GRIS en los hechos POLITÍCOS-MILITARES-ECÓNOMICOS, por tal razón cobra una opaca PUESTA EN ESCENA, por ende; su VITAL IMPORTANCIA NO han quedado marcada como corresponde.
    HABLO DE :

    ...¡¡¡EL LIBRE COMERCIO -a cualquier precio- por parte del IMPERIO BRITÁNICO !!!.....

    El Libre Comercio, tenía un MAQUILLAJE instrumentado por las SOCIEDADES SECRETAS: "MASONES".
    San Martín, hermanado con la Masonería Inglesa -comulgaba con Ideas Monárquicas-.
    Bolívar -como otros tantos INTELECTUALES de Sud-América, se cuenta en las FILAS de la MASONERIA -, pero en este caso; se lo ve más acercado a las NUEVAS IDEAS -más emparentada a la ITALIA de esa época-.
    El HOY, COMO el AYER, siempre tienen su HISTORIA OFICIAL y de las "OTRAS".
    La verdad, está ENTRE LINEAS de ambos enfoques !!!!!.

  • 4. A las 07:26 PM del 01 Mar 2007, Wilfrido Rivas Toledo Escribió:

    Buena síntesis de lo que parece ser fue el encuentro de los llamados "padres de la libertad".
    Al uno le financiaron en su campaña los ingleses, a Bolívar. Al otro le financiaron otros europeos. Los europeos no españoles financiaban la independencia para poder quedarse con las rutas comerciales exclusivas de España. Se acabó la dependencia con España, empezó la dependencia con Europa, disfrazada de comercio libre y quedó una deuda de guerra con un banco inglés, que Ecuador terminó de pagar recién en 1972. Libertad para comerciar probablemente..... independencia ¿de qué, de quién?

  • 5. A las 02:30 PM del 02 Mar 2007, Dinia Escribió:

    Con lo que dice Mariluz, creo que aparte de tener mala memoria, a las nuevas generaciones se les enseña poco del pasado vital de los países.

    No se si es conspiración, pero parece que hay un acuerdo tácito en el que se delimita lo que el pueblo tiene o no tiene que saber. Y se forman los mitos.

    Entonces, la primera generación que educa omite detalles, razones. La segunda nunca supo dichos detalles por eso no los puede enseñar a la tercera. Y nos encontramos con la gente joven que conoce a pinceladas su origen. Y se vuelven a cometer errores del pasado y seguimos en el "subdesarrollo", no tanto económico, sino educativo, social.

  • 6. A las 11:19 PM del 02 Mar 2007, santiago Escribió:

    Todo comentario acerca de esa reunión será de acuerdo a lo que cada uno quiera interpretar. No hubo testigo. Solo quiero expresar mi admiración a ambos, no por sus posibles o seguras ideas, sino por el tremendo sacrificio que significó cabalgar miles de kilómetros, lejos de sus propias patrias para dar la libertad, que no la independencia, a tantas naciones. A título de qué? De amor a la lucha armada? no lo creo. De amor a la libertad, quizá? Lo haría hoy algun general de los actuales? cabalgaría miles de kilómetros para dar la libertad a otra nación? Cómo le quedarían las nalgas en esa aventura a caballo? No en avión, no en tanque de guerra. Esa es la grandeza de ambos que no debe ser mancillada con comentarios parcializados. Luego? los políticos se encargaron de utilizarlos como escudo de sus aspiraciones. Similitudes entre ambos: desprendimiento, uno muere en el ostracismo, el otro fuera de su propia patria. Quieren ver como reaccionan los partidarios actuales: pregunto:quién libertó a Perú ? La polémica continúa casi a 200 años de aquella, creo que única reunión donde solo estaban los dos, sin nadie que los acompañe....

  • 7. A las 07:29 PM del 03 Mar 2007, LauSaLaS Escribió:

    Hola!!

    Pasé por acá a ver con qué me encontraba y me encontré con San Martín y Bolivar. Siempre había querido saber más sobre ese encuentro.

    Q bueno. Me voy instruida.
    jejejeje
    Como anda el baby??

    Besos desde Argentina.

    LauRa

  • 8. A las 12:48 AM del 04 Mar 2007, Khabiria Escribió:

    Yo creo que independientemente de sus diferencias, San Martín y Bolivar escribieron la historia latinoamericana con sangre de libertad...Bolivar fue traicionado muchas veces...pero ambos son grandes hombres.
    Yo en lo personal, admiro y respeto muchísimo la obra de Bolivar.
    Un abrazo Matías!
    :)

  • 9. A las 02:37 PM del 17 Mar 2007, Juan Carlos Pinto Escribió:

    Muchos Venezolanos conservamos la verguenza del triste fin de nuestro Padre de la Patria, y sumados a Bolívar y a San Martín, también recordamos dentro de esta historia común, el final de Bernardo O´Higgins y José Gervasio Artigas. Heroes tan distintos pero con finales, tan iguales felicito el tema de éste blog, finalmente recordar estos hechos me ayuda a realizar una crítica histórica, y nuestro papel actual en la contrucción de nuestra nueva historia, hay errores que no deben repetirse, creo en la creación de una Gran América Latina, más justa.
    ¡Felicitaciones por el tema!.

  • 10. A las 05:07 PM del 19 Mar 2007, Veronica Escribió:

    Considero que el tema tratado es sumamente interesante. La Gran Colombia fue una epoca de auge en latinomearica gracias a los ideales de Bolivar y San Martin correspondientemente. Su lucha y entrega nos llevaron a la liberacion del proceso de colonizacion y conjuntamente a la recuperacion de nuestra identidad y raices. Actualmente atravezamos por un periodo dificil; dentro del cual existen de cierta forma dependencias. Como pueblos latinoamericanos que somos, creo que se deberiamos rescatar aquel sueno de Bolivar y tratar de hacer de nuestros paises, una sola nacion fuerte y solida en la cual prime la educacion la salud y el desarrollo.....

  • 11. A las 03:07 PM del 20 Mar 2007, Dennis Salcedo Escribió:

    Te quedo muy bueno el post sobre el encuentro de Bolivar y San Martin, aunq para serte sincero creo q lo de los exiliados tratastes como de forzarlo dentro del relato :-) Si bien San martin murio en el exilio, y Bolivar de alguna manera tambien pues no pudo regresar a Venezuela, su patria y murio como un perro sin un centavo en Colombia gracias a la oligarquia bogotana y venezolana no veo como entran los exiliados en europa en el cuento. En fin q es tema extenso y para mi interesantisimo, lei en alguna parte (modestia a parte me encanta el tema y no recuerdo donde leo las cosas) q Bolivar era muy vivo de cierta manera y se aseguro de q cuando san Martin pisara Guayaquil los ejercitos de la gran Colombia estuviesen extendidos por toda la ciudad, uniformes limpios e impecables, y de paso mando a adornar la ciudad con banderas de la gran Colombia de manera de q quedara claro de q era parte de Ecuador y no del Peru.
    El Peru es otro cuento, cuando le preguntas a un peruano quien fue su libertador diran q san martin, si bien san martin declaro la independencia (y ahora toco tu orgullo argentino) no fue sino Bolivar, de hecho... Antonio Jose de Sucre! el q sello las batallas de Junin y Ayacucho, es mas... tendria q leer de nuevo, creo q dice q Junin la libro Bolivar, no estoy tan seguro, creo q fue Sucre tambien. Bolivar se considera el cerebro detras de todas las batallas pero el q estaba en los campos era Sucre, por entre otras cosas la prohibicion de Santander (en ese entonces presidente -o vice? - de la gran colombia) de darle permiso a Bolivar de abandonar la Gran Colombia y de tratar de evitar q se siguiera gastando dinero en liberar america, pero Bolivar tenia claro q habia q sacar a todos los conquistadores de america para asegurar la independencia. Bueno entonces a lo q iba (porq esto ya parece una tesis) Peru nunca nombra a Bolivar, cuando en su momento hasta lo nombre Dictador y hasta le rogaron se hiciera cargo de su pais ante el caos q se le venia encima, sabias q le ofrecieron un millon de pesos oro, Bolivar los rechazo! Pero la bronca viene por el hecho de la creacion de Bolivia dejando a Peru sin el Alto Peru, creo q por eso lo borro de la historia los bandidos q luego tomaron control de Peru, salieron del yugo español para ponerse bajo el yugo de la oligarquia limeña. Pero todas las historias son similares, no creas q Venezuela y Argentina fueron diferentes, tambien apuñalearon a Bolivar y San Martin por la espalda. Ya te vistes, Algo habran hecho? dile q te lo envien desde bsAs, esta bueno, ya habia leido tambien un libro de Felipe Pigna, excelente... mitos de la historia argentina.
    Y hay otro libro q resume las batallas y proceres de las independencias latinoamericanas, cuenta incluso sobre las de Mexico y Brasil, lo consegui en las librerias de aca hace tiempo, es q hay q evitar libros escritos alla porq somos tan patriotas q no escribimos objetivamente, aunq Pigna hasta ahora me ha parecido excelente y tambien uno venezolano llamado Herrera Luque, pero murio en los 80s.
    Tienes razon, revisando creo q Junin la peleo Bolivar, junto con Sucre. Ayacucho fue solo Sucre y en desventaja numerica! ademas el man era el artifice de todos los tratados de paz, un diplomatico en potencia, hay una frase famoso, algo asi como q gloria a los vencedores, honor a los vencidos o algo por el estilo.

    En fin! Q viva Latinoamerica! En Julio empiezo a rodarla con la mochila al hombro :-) aaaarghhhh estoy contando los dias!
    Dennis

  • 12. A las 02:36 PM del 26 Ene 2009, ABEL Escribió:

    "O MUERES SIENDO HEROE O VIVES LO SUFICIENTE PARA CONVERTIRTE EN VILLANO".
    esta frase la escuche en la ultima pelicula de Batman, y creo que en sintesis es lo que les pasò ha estos dos grandes hombres de mismos objetivos pero diferentes mètodos.
    La monarquia de San Martin era algo retrogrado para Bolivar, cierto, pero habia suficientes motivos para no considerarla descabellada.El primero,creo yo,era el alto grado de anarquìa que habia en el Perù.Todos querian el poder, todos se creian merecedores, por haber luchado por la independencia, de dirigir el gobierno;y la segunda seria la falta de una identidad propia,que amenazaba partir el Peru en pedasos,y como ejemplo de eso fue la separaciòn del Alto Peru hoy Bolivia.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.