« Anterior | Principal | Próxima »

El parto detrás del parto

Categoría:

Matias Zibell | 2006-12-07, 21:28

blogtramite.jpg Tras nueve meses de embarazo y un parto maravilloso, puedo sentarme a escribir este blog y opinar -ahora sí con conocimiento propio- que la llegada de un hijo a este mundo no es sólo alegría y felicidad.

Estar "embarazado" implica también lidiar con los hospitales y cuando digo hospitales no pienso en médicos y enfermeras, sino en seguros, contadores, secretarias y recepcionistas.

No es un secreto que en la vida casi toda actividad que uno emprenda acarrea trámites, papeleo y burocracia, pero cuando de salud se trata, la vulnerabilidad que uno puede sentir frente al "sistema" es similar a la indefensión que tiene un paciente enfermo al esperar su diagnóstico.

El primer día que fuimos con mi mujer al hospital y nos enteramos el nombre del médico que nos iba a atender durante los próximos nueve meses, nos encontramos con la noticia que nuestro seguro tenía un límite de gastos, es decir, no cubría todo el proceso.

Eso cambia absolutamente todo el panorama ya que uno, además de disfrutar ecografías y felicitaciones varias, debe comenzar a trazar una estrategia para poder hacer frente a todas las boletas de doctores, estudios y laboratorios que esperan en el camino.

La gente del seguro aconseja inmediatamente hacer todo a través de ellos y nos prometen que los acuerdos que ellos tienen con el hospital traen consigo interesantes descuentos en cada uno de los servicios.

Pero el consejo no es tan fácil de llevar a la práctica ni es siempre tan infalible: la contadora del médico nos informa que -como nuestra póliza tiene un límite de gastos- debemos pagar como si fuéramos pacientes particulares -es decir, en efectivo- y luego lidiar nosotros con el seguro.

En el hospital, la asesora de temas financieros nos dice que sí podemos pagar lo relativo al parto -cuarto, anestesista, enfermeras- a través del seguro, pero si decidimos hacerlo en efectivo, el costo total será 10 mil dólares menos, una suma que ningún descuento puede garantizar.

(Vale aclarar en este punto de la narración que aunque los médicos obstetras que nosotros consultamos estaban en el hospital, ambas partes eran entidades diferentes, cada una con sus reglas de pago y sus facturaciones propias).

Al final de la primera visita al médico, aprendemos que esta consulta no está incluida en el monto total del tratamiento (unos 3.500 dólares) y debe pagarse aparte.

Cuando obtenemos la boleta la enviamos al seguro que semanas más tarde nos manda un cheque con una suma 150 dólares inferior a la cuenta que nosotros mandamos. Cuando preguntamos por qué, nos responden que ese gasto no tenía ninguna especificación. Cuando le sugerimos que llamen al consultorio para preguntar a qué se atribuyen esos 150 dólares, nos dicen que eso lo tenemos que hacer nosotros.

Llamamos a la secretaria del médico y ella nos informa que -aunque la primera consulta no está incluida en el monto total- esos 150 sí están incluidos en dicho monto. ¿Cuándo podemos entonces reclamar esa suma? Pues cuando todo termine, es decir, 9 meses después.

Eso implica que los 700 dólares que uno paga en cada visita al médico (hasta sumar 3.500) no se pueden reclamar al seguro hasta que el parto haya concluido.

Como uno no tiene suficiente trabajo con los contadores y las secretarias de los médicos y del hospital, aparecen los laboratorios. En una misma semana llegan dos cartas; la primera solicita la dirección del seguro para enviarle las facturas, la segunda -pocos días después- advierte que nuestro seguro no está en su nómina y que debemos nosotros hacernos cargo de la cuenta.

Al final, todo resulta parte de un lamentable error, que no será el primero ni el último a medida que avanza el embarazo.

En una de las últimas visitas al médico, la secretaria no dice que el último pago será de 550 dólares y no de 700, ya que nosotros abonamos los 150 en la primera consulta. Pero cuando mi mujer vuelve al consultorio dos semanas después con los 550, la misma secretaria le dice que no, que son 700 como en los 4 pagos anteriores.

Y la mujer de uno, que ya bastante tiene con los cambios hormonales, la panza que crece semana a semana y los dolores en la ingle y la baja espalda, regresa al hogar adolorida, avergonzada y furiosa sin saber si la acaban de tratar de ladrona, mentirosa o ignorante.

Por fin nace el bebé y todo es felicidad, llanto contenido a duras penas, abrazos, caricias y asombro. Los médicos se portan de una forma maravillosa y uno quiere adoptar a cada una de las enfermeras que han asistido a la parturienta.

Como inspirados por tanta dicha, la contadora del doctor nos tiene la boleta lista para poder reclamar al seguro, pero la alegría no ha inspirado a todos por igual y nos enteramos que la cuenta que nos abrió el hospital dos meses atrás no tiene el mismo número que la cuenta abierta el día del parto.

Habrá que esperar al menos tres semanas para subsanar el error, hacer los ajustes debidos y poder imprimir la factura correspondiente.

Como consuelo, la esposa de un colega de la BBC que dio a luz meses atrás nos dice que las confusiones no terminan con el parto. Mis amigos sigue aún hoy recibiendo facturas de su hospital tratando de cobrarle -a ellos- los descuentos que el seguro obtuvo de los servicios prestados.

Yo, que todos estos meses he sobrellevado estos trámites soñando la llegada de mi primer hijo, no me quiero imaginar lo que debe ser pasar por el mismo proceso en caso de enfermedad o muerte de un ser querido.

Además, los errores, las informaciones contradictorias, el papeleo y las disculpas que yo acumulé en este tiempo me han servido para llenar una crónica, pero soy consciente que soy afortunado de -primero- estar asegurado y -segundo- contar con un buen seguro internacional que paga la BBC.

Los millones de pacientes en el mundo que tiene malos seguros o que no pueden pagar ninguna cobertura médica podrían escribir con sus experiencias no ya un blog, sino una novela con miles de páginas y -en la mayoría de los casos- un final mucho menos feliz que el mío.

ComentariosAñada su comentario

  • 1. A las 12:22 AM del 08 Dic 2006, San Escribió:

    Ijole que mal...
    yo estoy padeciendo por los trámites burocráticos que hay que hacer para irme a estudiar al extranjero, no quiero saber como es lidiar con los cambios emocionales que conlleva tener un hijo, depositar la salud en manos de un extraño que me está cobrando hasta el suspiro y que no pretende hacer valido el seguro, pasar humillaciones como la que comentas y todo aquello...

    Mientras tanto disfruta a tu bebé y apapacha (¿cónoces el regionalismo?, apapachar = abrazar con cariño) muchisimo a tu esposa, que todo estará bien ;)

  • 2. A las 02:07 AM del 08 Dic 2006, yo Escribió:

    ok, me imagino que todo fue muy problematico. Pero ojala que no te de por convertirte en uno de esos periodistas que cuando tienen un bebe, especialmente el primero, no hacen mas nada que escribir sobre la maravillosa experiencia por un promedio de unos seis meses, despues de los cuales han perdido a todos sus lectores, probablemente sus trabajos, para no decir nada de sus mujeres, quienes no quieren saber nada de sus esposos desempleados y sin plata para la leche y los pa~ales de junior. Nada, solo una broma, pero en serio :)

  • 3. A las 04:35 AM del 08 Dic 2006, Sala Eduardo Roberto Escribió:

    Matias
    Es muy probable que algún "Nacional y/o Doctrinario",...¡¡¡ de algún lugar de los de allá!!!!...,te sugiera : Que sí estas INCÓMODO, podes regresar a tú suelo nativo u otro lugar.
    Racionalmente, tú posición es MUY VALIENTE y SIGNIFICATIVAMENTE ILUSTRATIVA, ayuda a PENSAR a los que NO PIENSAN Y SÓLO PAGAN O SE ENDEUDAN;lo más TRISTE es que - " NO PONEN EN TELA DE JUICIO, ESTAS MERCANTILISTAS MANIFESTACIONES DEL SISTEMA" -.
    Te comenté que mí hijo mayor esta en el mismo trámite que vos, en otro lugar del mundo DESARROLLADO.
    Le dije A ÉL, que RECUERDE el Sistema de Salud de NEUQUÉN - que PONDERE las ASIMETRIAS, EN LA ESCALA DE VALORES-.
    El Sistema de la Provincia de Neuquén, le brinda una EXELENTE COMPLIJIDAD MÉDICA para tales casos y NO LE COBRA NADA......¡¡¡ ES LA SALUD !!!!- vista desde un ángulo NO MERCANTILISTA-.Ésto NO quita, que los PRIVADOS pongan PALOS EN LA RUEDA y quieran una TAJADA DEL PRESUPUESTO, para ABULTAR SUS CAPITALES.
    ¡¡¡NO SE NECESITA SER "MUY DESARROLLADO", PARA TENER EL "SENTIDO COMÚN" DE LA SOLIDARIDAD, "BIEN ENTENDIDA".
    LA SALUD NO ES UNA MERCANCIA,LOS SISTEMAS DE SALUD, TENDRÍA QUE SER UN APÓSTOLADO AL SERVICIO -DE LO MÁS PRECIADO- "LA VIDA" !!!!!!!.

  • 4. A las 08:41 AM del 08 Dic 2006, rossy pequeño Escribió:

    Antes que nada: FELICIDADES!!!!!!!!!!

    Que Dios te bendiga a ti y a tu familia, me da muchisisimo gusto por la tan anhelada llegada de tu hijo y pues velo por el lado bueno a pesar de todos los tramites que tienes que hacer lo bueno y lo mejor es que tu hijo esta bien y gracias a Dios esta lleno de vida y salud.

    En hora buena Matías muchisisimas felicidades para ti y tu esposa que Dios los bendiga y pues lamentablemente así son los hospitales y las personas, siempre te quieren sacar dinero hasta por los codos, lo malo es como tú lo dices, las personas que no cuentan con el dinero para pagarlos o no tienen un seguro, esas personas que por la crisis en la que vivimos estan pensando en todo lo material antes que en la salud y eso si es triste, lo anterior lo digo por lo siguiente:

    Una vez estaba en una estética cortándome el pelo, al lado se encontraba una señora embarazada y sin querer escuche que al principio le habían dicho que iba a tener gemelos y la señora dijo, lo primero que pensé en ese momento fue:
    Los pañales, el pediatra, la leche etc. etc…, en ese momento me llene de tristeza porque no podía asimilar esas palabras, me decía a mi misma: ¿cómo puede estar pensando en eso la señora?, ¿cómo le puede poner números a su bebe?, en vez de estar pensando gracias Dios por estos niños, que nazcan con vida y salud etc.etc… pero después comprendí que desgraciadamente la crisis esta muy dura y que muchas familias no tiene el pan de cada día o no pueden mantener a tantas bocas, es por eso Matías que en tu caso lo mejor que puedes hacer es darle Gracias a Dios por tu trabajo, tu seguro, tu esposa y sobre todo por la vida de tu hijo, porque Él te ha dado todo eso y te puede dar aún mas, solamente no te sueltes de su mano.

    Como dice la en la palabra:
    Jehová es mi pastor, nada me faltará…salmo 23

    Buscad primeramente el reino de Dios y su justicia y todo lo demás será añadido… (les debo esta cita bíblica porque no recuerdo donde esta)

    Que Dios los bendiga

  • 5. A las 12:08 PM del 08 Dic 2006, La hormiguita Escribió:

    Lo que comentas acerca de las dificultades con el papeleo, los costos, seguros y devoluciones, es una especie de pesadilla, que se vive de un modo paralelo en este caso a la ilusión del nacimiento del hijo. Todo lo complican, todo se hace muy cuesta arriba. Pero al final, cuando miramos los ojos del recién nacido, nos disparamos hacia el cielo.
    Y si pensamos en positivo, ya sabemos qué hacer para cuando venga el otro...
    :)
    Saludos

  • 6. A las 04:10 PM del 08 Dic 2006, Sala Eduardo Roberto Escribió:

    Complemento-agregado, al comentario Nº 2."Hablando de Sentido Común Solidario"

    A modo de ejemplo,en Neuquén -capital-, vive y se desarrolla "La Colonia Chilena" - en el extranjero - más númerosa en el mundo, por donde nuestros hermanos trasandinos han emigrado; aqui son -miles/miles - Hijos de Hijos.
    Estos miles/miles, se pasaron -en el tiempo, de generación en generación- búscando lo que su país de origen no le pudo dar o "El Sistema" lo desplazó.Aqui encontraron TRABAJO-EDUCACIÓN-VIVIENDA-SALUD-DERECHOS CIVICOS-ETC,...Sin Pagar un Peso......; en salud -remedios,operaciones, atenciones,internaciones y todo lo que fuere necesario...!!!!.
    EN OTRO ORDEN
    A modo de "Sentido Común", sí en los Países altamente Desarrollados, se GASTAN cifras enormes, en ARMAMENTOS que son elementos para la MUERTE Y NO PARA LA VIDA, se tiene DERECHO a PENSAR que es lo más IRRACIONAL aplicado por la "Mente Humana".
    Estas GRANDES cantidades de DIENRO, son Fondos Públicos que salen de los CONTRIBUYENTES.
    ¿ No SERÍA "MÁS ÉTICO Y MORAL" que la SALUD deje de ser una MERCANCIA ?,ésto NO pondría en RIESGO el "SACROSANTO MERCADO", SIMPLEMENTE es destinar "UNA ÍNFIMA FRACCIÓN -de FONDOS- DE LA DESTINADA A DEFENSA y se DESTINE a la VIDA".
    El Ciudadano común -trabaja de SOL a SOL -, contribuye con sus IMPUESTOS-TASAS-ETC, lo HÁBILITA a EXIGIR CIVILIZADAMENTE y MEDIANTE EL PODER del VOTO DEMÓCRATICO; que aquellos que lo van a REPRESENTAR lleven -a las bancas del PODER Gubernamental- las INQUIETUDES y NECESIDADES de los VOTANTES ( o sea la GENTE - el PUEBLO ).

  • 7. A las 04:29 PM del 08 Dic 2006, claudia Escribió:

    Felicitaciones por tu bebe!.Di a luz a mi maravilloso hijito en Francia, no puedo quejarme en absoluto acerca de los pagos o asistentas sociales , unas semanas despues del parto la cuenta llego a la casa pero todo estaba cubierto por el seguro y por el seguro complementario de mi marido. El parto fue largo, doloroso y complicado, pero claro, al final eso pasa a segundo plano cuando veo al precioso hijito que nacio hace ya 14 meses. Viva la seguridad social en Francia !...y ojala dure muchos años mas

  • 8. A las 04:38 PM del 08 Dic 2006, Sonia Escribió:

    Hola Matías,
    Así son los seguros médicos en este pais. ¡Horribles!
    Un abrazo
    sonia

  • 9. A las 04:50 PM del 08 Dic 2006, Roberto Carlos Alvarez-Galloso,CPUR Escribió:

    Felicidades

  • 10. A las 05:26 PM del 08 Dic 2006, Gualterio Nunez Estrada Escribió:

    Matias, mi experiencia con el embarazo y el parto de mi nieta en 1996 cuando llegue de Cuba a Miami se puede resumir en dos criterios: Con respecto a Cuba, la atencion prenatal, postparto y pedriatica deja mucho que desear, es de mala calidad e imprecisa pese a que mi hija fue atendida en el Jackson durante meses, y, en un lujoso hospital. Si fuera solo el problema de la burocracia, la salud publica norteamericana no tuviera problemas, pero tiene problemas de fondo que aun no se han resuelto. Yo calificio a la Salud norteamericana como mala e imprecisa, ademas de excesivamente costosa para el estado y lucrativa para las companias privadas. Los medicos en norteamerica, lamentablermente, parecen haber perdido la nocion de las clinicas medicas en pos de las computadoras,y maniatados por los seguros, esa es mi experiencia, no solo en Miami, tambien en Sarasota, salvo excepciones por especialidades que siempre las hay. Gualterio Nunez Estrada, ex-escritor cientifico de la Universidad de Oriente, Santiago de Cuba, Cuba.Actualmente vivo en Sarasota, Florida 34233,USA.

  • 11. A las 07:20 PM del 08 Dic 2006, sara Escribió:

    Hola:
    No es para asustarte, ni para desmotivarte... pero te tocará lidiar con el seguro, cada vez que lleves al bebé al pediatra...

    Y claro en países como el mío, aunque el seguro social no es suficiente para toda la población, al menos en el área de maternidad es una buena ayuda para las personas de escasos recursos.

    Saludos

  • 12. A las 09:08 PM del 08 Dic 2006, Karla A. Escribió:

    Bienvenido a esta aventura! Matias, lo primero que debiste haber hecho es ver que tipo de seguro tenias y que beneficios te brindaba, si no, es una locura , es total verdad que es un dolor de cabeza todos esos trámites, cuentas equivocadas, números estratosféricos, en mi caso, el seguro cubría todos los gastos con pequeñas excepciones, aún así me llegaban cuentas dobles, recibos que Yo no tenía que pagar etc, Yo me pregunto por que tienen tanto lío las instituciones para admisnitrarse, no se supone que en este primer mundo de avanzada tecnología, con tantos softwares la administración por medio de la computadora es cosa de niños?, Es este un campo de acción a mejorar, es evidente que hay muchos problemas y falta de comunicación entre seguros médicos e instituciones.

  • 13. A las 01:45 PM del 09 Dic 2006, Cromatica Escribió:

    Realmente para los que venimos a estar un tiempo en EU, con seguro incluido es un dolor de cabeza que no se cura.

    Es como necesitar ir a la Universidad y te den la explicación de los no's y los si's en materia médica!

    Pero no desistas, yo tengo una factura médica la cual pagué en su momento, y ya llevo 4 cobros, incluyendo notas que la aseguradora no canceló, se soluciona el problema y luego es como si una mano invisible volviera a poner las cosas en desorden.

    Asi que ánimo! es cuestión de encontrar el "manual para el asegurado foráneo a partir de su empirismo como paciente"

    Saludos

  • 14. A las 06:27 PM del 09 Dic 2006, MaK Escribió:

    9 meses que son muy difíciles... Pero con todos los problemas, lo gratificante es ver a otro ser humano, tu hijo o tu hija crecer en ese vientre y salir de allí, a todo color.

    Eso es hermoso.

  • 15. A las 01:20 AM del 10 Dic 2006, khabiria Escribió:

    No he pasado por un parto, pero hace poco tuve una fractura delicada y en la clinica, yo estaba muriéndome del dolor, desgarrándome de la rabia de que nadie me atendía hasta que el seguro no lo aprobara, y no importa si te estas desangrando, sencillamente ningun médico te atiende hasta que el seguro no garantice que pagará todo....no deja de impresionarme el caracter mercantilista de la profesión médica y toda la burocracia que la rodea, como tu bien describes.
    De todas maneras, seguro que todo eso se te olvida cuando el bebecito, con el ceño fruncido, te sonrie mostrandote sus hermosas encias ;)
    Un abrazote con mas FELICITACIONES!!!

  • 16. A las 03:52 AM del 11 Dic 2006, Matilde Escribió:

    Matias : Espero que Joaquín, goce de dulces sueños y viva su mundo maravilloso, junto a papá y mamá. Disfrutalo ahora que es pequeño no sabes como corren los años de estas preciosuras. Los tramites son cosas de todos los días y avejentaras muy pronto si te complicas la vida, hoy lo que vale es tu familia la que fundastes con amor y cariño.Un beso para los tres de tu compatriota Matilde.

  • 17. A las 01:38 AM del 12 Dic 2006, Roberto Ramirez Escribió:

    Bien venido al maravilloso mundo de la mafia llamada Aseguranzas.
    Yo soy medico y trabajo en una de ellas y es de lo peor, (de hecho estoy a unos dias de retirarme de esa mafia)
    Si te sirve de consuelo, no eres el unico estafado (o robado) como quieras decirle.
    Creeme, los que ganan son las aseguradoras (cuyo negocio es no pagar) ademas los costos exhorbitantes que mencionas son eso: un robo.
    Todo seria mas barato si las aseguradoras no se hicieran cargo.
    Afortunadamente yo vivo en Mexico y aqui la opcion privada es muuuuucho mas economica y gana el paciente y el médico. No la aseguradora

  • 18. A las 11:12 AM del 23 Dic 2006, José Castro Escribió:

    Mira, yo vivo en Perú, y tengo experiencia en las cuestiones de salud, por pertenecer al sistema. En la atención de salud existen 2 mundos: De un lado la atención que se brinda a través del estado y de otro los privados, mediante aseguradoras.
    La salud no debería mercantilizarse NUNCA. Lamentablemente los apóstoles del neoliberalismo juegan su propio partido y entonces han creado este sistema privado que como los has podido vivir, es fundamentalmente lucro.
    Bueno ya estas en ese sistema, solo deseo que compartas con tu esposa las responsabilidades de la crianza, y ya le irán encontrando sus "trucos", de manera que cuando crezca tu familia con nuevos bebés serás todo un experto. Felicidades!!

  • 19. A las 12:56 AM del 28 Ene 2007, Fabiola Escribió:

    Me llamó mucho la atención tu blog porque recién he iniciado uno similar que trata del embarazo más allá de los paradigmas, y sí que hay historia del otro lado de la luna... Felicidades por tu bebé y que la paciencia sea tu mejor arma ante todo lo que cuentas.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.