« Anterior | Principal | Próxima »

Los cíborg están aquí

David Cuen David Cuen | 2013-04-10, 10:55

Google Glass

Los cíborg son seres humanos ficticios o hipotéticos cuyas habilidades físicas se expanden gracias a la ayuda de la tecnología o de dispositivos mecánicos.

Acuñado en los años 60, el término mezcla lo cibernético con lo orgánico.

Los autores de ciencia ficción imaginaban seres humanos semirobóticos con increíbles destrezas físicas que llegarían en el futuro.

Pero gracias a Google, a la tecnología y a internet, los cíborg están aquí y no en todos lados son bien recibidos.

Google Glass, el nuevo proyecto estrella del buscador, está haciendo que la idea de los cíborg se convierta en una realidad.

Se trata de unas gafas que incluyen una computadora (ver imagen superior) a través de la cual los portadores pueden tomar fotografías, grabar video, hacer búsquedas en internet, ver cómo llegar a una dirección, compartir en redes sociales, iniciar un Hangout, traducir palabras a otro idioma, etcétera.

Los anteojos funcionan con activación por voz o a través de un control en el costado. La versión para desarrolladores cuesta US$1.500, y la de consumidores -que estará disponible a finales de este año- costará "mucho menos", según Google.

Si aún no lo han hecho, aquí pueden ver cómo funciona en esta demostración del buscador:

La idea del gigante tecnológico es que cualquier persona pueda acceder a información en tiempo real sin importar dónde se encuentra. Una de sus características más llamativas es la posibilidad de tomar fotos y grabar videos de lo que uno ve en cualquier momento.

Pero esa característica está despertando un serio debate sobre la privacidad.

Cartel de Stop the Cyborgs

Un letrero como éste apareció en un bar en Seattle. El establecimiento prohíbe la entrada a cualquier consumidor que porte el dispositivo. No es que haya muchos anteojos en el mundo; de hecho sólo un puñado de desarrolladores tiene acceso a ellos. Sus dueños dicen que lo hicieron mitad en broma para llamar la atención, mitad en serio para proteger la privacidad de sus clientes.

No son los únicos.

Algunos establecimientos de striptease en Las Vegas le dijeron a NBC News que no permitirán la entrada a quienes porten Google Glass para proteger a sus empleados.

Letreros de prohibición como el mostrado párrafos arriba provienen de un sitio web llamado "Stop the Cyborgs" ("Detengan a los cíborgs") un lugar que asegura que su "objetivo es frenar un futuro en el que la privacidad sea imposible".

Los organizadores del movimiento dicen que quieren que Google y otros fabricantes de dispositivos similares se comprometan a tres cosas: a) no permitir que el dispositivo cuente con reconocimiento facial, lo que permitiría identificar a un individuo usando internet; b) no rastrearán el movimiento de la gente ni obligarán a que el usuario se identifique; c) toda la información capturada por Google Glass será propiedad del usuario y no se compartirá con propósitos comerciales.

Google no se ha pronunciado al respecto y a menos que el movimiento consiga decenas de miles de seguidores, es poco probable que afecte la venta y distribución del dispositivo. Pero sirve para adelantar un debate que seguramente se propagará en cuanto los anteojos estén al alcance los consumidores.

Los establecimientos que ya prohíben el uso de cámaras seguramente prohibirán el uso del aparato del buscador en su interior, pero antes de que su uso se masifique, habrá un periodo de tiempo en el que a los comercios les costará trabajo identificar al nuevo producto.

El sitio de noticias tecnológicas The Verge probó el dispositivo dentro de un Starbucks grabando video. A pesar de que los anteojos cuentan con una pequeña luz de grabación roja que indica que se está grabando video, los empleados del café no notaron el dispositivo.

La tecnología está cambiando nuestras vidas, pero también nuestro comportamiento. A pesar de que nos convirtamos en cíborgs, seguiremos viviendo en una sociedad. Parece que el "pacto social" del que hablaba Rousseau tendrá que volver a revisarse.

Síganme en Twitter, suscríbanse a mis actualizaciones en Facebook, añádanme a sus círculos en Google+ y conversemos en Tumblr.

ComentariosAñada su comentario

  • 1. A las 02:47 PM del 10 Abr 2013, Carmelo Escribió:

    >

  • 2. A las 07:17 AM del 11 Abr 2013, KNTRO Escribió:

    Interesante artículo, David. Es correcta tu apreciación.

    Y además, pensemos: si vos atendés en un Starbucks —o en cualquier otro comercio— y entro yo al local con una cámara en mano, filmándote —sin identificarme si trabajo para algún medio, por ejemplo—, seguramente vos te sentirás incómodo, molesto e intimidado. Hasta quizá este prohibido en ese local hacer cosas como esas —después de todo, la casa se reserva el derecho de admisión—.

    Bueno, si hacer eso es socialmente rechazado, hacer lo mismo con una cámara oculta, es peor. Y estos anteojos de Google son —sin realmente serlo— lo más parecido a una cámara oculta.

    El sitio de noticias tecnológicas The Verge probó el dispositivo dentro de un Starbucks grabando video. A pesar de que los anteojos cuentan con una pequeña luz de grabación roja que indica que se está grabando video, los empleados del café no notaron el dispositivo.

    Imaginemos, entonces, lo peligroso que podría ser esto en la vía pública. Pensemos que ya con los celulares se tomaron fotografías en un modo poco "explícito". ¿Qué podemos esperar, entonces, de una persona que, aparentemente, no nos está fotografiando ni filmando porque no tiene el celular en manos? ¿Qué podemos esperar de un diminuto led rojo que tarde o temprano será anulado a propósito por su dueño, y entonces cualquier persona con anteojos de diseño contemporáneo será sospechoso para los demás?

    Temo que otros fabricantes se sumen a la moda y que todas las marcas de electrónicos quieran comercializar su propia versión de "ciberanteojos", o como le quieran llamar.

    Deberán actualizarse varias leyes sobre privacidad y aplicarse con fuerza; de lo contrario, la privacidad pasará a ser un término en desuso del diccionario…

  • 3. A las 01:44 PM del 11 Abr 2013, Salvador Escribió:

    Es mas facil que la gente note una mancha en los dientes a que noten que te falte una oreja (te acuerdas de una promocion de una marca de pasta de dientes, que retocaban las imagenes - 6 dedos, tres brazos, etc- pero lo unico que realtaba para el comun de los mortales, eran lo dientes sucios)

    Acentos omitidos.

  • 4. A las 05:02 PM del 11 Abr 2013, Erhar Aponte Escribió:

    Bueno lo de la privacidad es relativo, por que creo yo que la privacidad en tu casa se debe respetar, pero si lo llevamos a la calle entonces tendrias que ser ciego para no poder ver a alguien que anda en ciertos sitios, seria absurdo, mejor no sales de tu casa y asi nadie te ve, pero creo que la tecnologia vale la pena, creo que abriria mas recursos al mundo u no solo estar postrado en una oficina o un telefono u otro dispositivo.

  • 5. A las 01:54 PM del 14 Abr 2013, amantedelatecnologia Escribió:

    Estos comentarios solo reflejan la resistencia humana al cambio. Los beneficios de esta tecnologia con las nuevas aplicaciones exceden los perjuicios como la privacidad de algunos cuantos. "El bien de la mayoria debe primar sobre el capricho de unos pocos". "El que no la debe no la teme" reza otro sabio refran.

  • 6. A las 12:08 AM del 15 Abr 2013, javierdemontesjr Escribió:

    Si mi comportamiento con los demás es correcto, porque le voy a temer a ser filmado o fotografiado ?

  • 7. A las 03:17 PM del 16 Abr 2013, alquiler GPS en Barranquilla Escribió:

    En mi país hay un adagio (Medellín, Colombia), "las cargas se arreglan en el camino", Google con sus gafas y el surgimiento de una violación de intimidad, le saldrá una solución, después de estar el articulo en el mercado,se encargara la misma sociedad de tomar los correctivos;productos de cámaras ocultables como lapiceros, gorras y demás se utilizan para llevar algo de incógnito (sea bueno o malo), encontrando en este acto una violación al derecho aludido con antelación, pero no se han dejado de vender, pasa lo mismo con la venta de armas, parafraseando un comentario anterior es el uso que le des a las cosas y creo en el poder de una sociedad democrática que regirá y educara a su población para respetar al prójimo.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.