« Anterior | Principal | Próxima »

Tea Party, ¿invento de la prensa?

Adrián Fernández | 2010-11-09, 12:35

Águila inflable con pancarta del Tea Party

Uno de los resultados de las elecciones de mitad de período celebradas la semana pasada en Estados Unidos ha sido el importante avance del movimiento político conocido como Tea Party, pero ¿en qué medida ha influido la prensa en el crecimiento y éxito de esa agrupación? ¿Hasta que punto ese crecimiento y éxito no ha sido magnificado, sobredimensionado por los periodistas?

Algunos colegas dicen que el 2009 fue el año que muchos periodistas y medios de comunicación ignoraron o tardaron en reconocer ese sentimiento antigobierno, antiobama que dio origen al Tea Party, y que el 2010 fue el año que esos mismos periodistas y medios de comunicación decidieron demostrarle a todo el mundo que ya se habían dado cuenta que había nacido el Tea Party exagerando con su cobertura.

De un extremo al otro.

De acuerdo a un estudio del Proyecto para la Excelencia en el Periodismo del Centro Pew , la cobertura del Tea Party fue aumentando en todos los medios estadounidenses en los meses previos a las elecciones llegando a ocupar en algunos momentos el 6% de toda la cobertura semanal.

Algunas de las principales figuras del Tea Party resultaron perdedoras cuando participaron en elecciones, sin embargo continúan recibiendo mucha atención por parte de la prensa.

Es el caso de Sarah Palin que sigue siendo la mimada de al menos un sector de la prensa después de haber perdido la vicepresidencia del país, o de Christine O'Donnel, la candidata a senadora por el estado de Delaware que a pesar de haber perdido por casi 15 puntos porcentuales, fue y sigue siendo una de las políticas más entrevistadas de este país. Nunca antes había visto como en estos días que la prensa buscara tanto los puntos de vista y la opinión de los perdedores.

A muchos aquí en Estados Unidos por lo menos les suena el nombre Christine O'Donnel, pero ¿quién conoce a Chris Coons, el demócrata que ganó las elecciones en Delaware?

Por su parte, la mayoría de los activistas del Tea Party están contentos con la cobertura que reciben en los medios de Estados Unidos. Según una encuesta del periódico The Washington Post, el 76% de los organizadores de base del Tea Party piensan que la prensa refleja a su movimiento de una forma bastante justa o algo justa.

Sin embargo, del otro lado del espectro político, algunos demócratas se han quejado de la forma en que los medios cubrimos al Tea Party. "Pienso que la prensa ha exagerado con la importancia del Tea Party", afirmó o hace mucho en el programa periodístico de televisión "Meet the press" el gobernador de Pensilvania, Ed Rendell; mientras que el portavoz del Comité Nacional Demócrata, Brad Woodhouse le dijo al Washington Post que "los medios han hecho un trabajo muy pobre en cuestionar al Tea Party y al partido Republicano en su crítica solapada a nosotros en temas como el gasto público y la participación del Estado".

¿A qué se debe la fascinación de la prensa estadounidense o de buena parte de ella al menos con el Tea Party?

Algunos creen que son el grupo perfecto para los canales de televisión de 24 horas de noticias. Imágenes coloridas de un activismo político simple y novedoso que es celebrado por algunos canales y fruto de la burla por parte de otros, pero jamás ignorado.

Lo mismo ocurre con los medios gráficos y/o digitales, sus columnistas y editorialistas toman partido en favor o en contra del movimiento pero ninguno puede dejarlo pasar por alto.

Y ustedes, ¿quieren ver más noticias sobre el Tea Party o ya están aburridos de leer sobre ellos?

ComentariosAñada su comentario

  • 1. A las 05:05 PM del 09 Nov 2010, Calixto Escribió:

    Estimado Adrían, desde aquel artículo que escribiste y pusiste en al mismo nivel Tea Party y Coffe Party, me dejaste un sabor amargo a sesgo. De contra dijiste que la mayoría son violentos. Ni una cosa ni la otra son ciertas.

    Un artículo reciente en The Economist hacía una comparación factual y llena de sentido común entre las manifestaciones del Tea Party y las de Francia. Allá la violencia campeaba, con afectaciones graves al funcionamiento de la sociedad francesa en general. Acá en el “Norte Brutal”, los teapartidistas desfilaban en calma, salvo incidentes aislados lógicos en cualquier movimiento de masas; el evento frente a la estatua de Abraham Lincoln en Washington fue prueba fehaciente de eso, por la prudencia y la masividad.

    Hablando de las causas de los movimientos, allá defendían al gobierno tutor, fuente de fondos infinitos, que provee por todo. Acá luchan por Responsabilidad Individual, por un Gobierno más Eficiente, más pequeño, más responsable con las finanzas…y a eso llaman los ideólogos “rabia de derecha”. Ahí está, la responsabilidad vs dependencia del gobierno, trabajo vs tutela, esa es la disyuntiva. Todavía el Sr Kristof del New York Times, otro ideólogo de carrera, dice que ahora por culpa del Tea Party vamos a estar como “las repúblicas bananeras” de nuestro continente. De facto Kristof reconoce el éxito enorme del Tea Party, que provocaron el cambio más violento cambio de manos del Congreso desde los 1930s. Pero nadie le explica a Kristoff que nuestros sistemas son más goberneros que Estados Unidos, Pemex, PDVSA o Petrobras no tienen sentido en Estados Unidos. Tampoco la Ferrominera ni Codelco. Tampoco la burocracia inmensa de nuestros países que por ejemplo, hacen de la sencilla acción de abrir un negocio un proceso de meses y meses de trámites y corrupción.

    Por eso los datos, Adrián, de este escrito no pueden dejar de ser imprecisos. Averigua y verás que de cómo 12 candidatos que apoyó la Palin, la mayoría ganó. Aquí hay niños mimados para todos los gustos y colores, mimados por todos los sectores y eso es tan natural como nuestros gustos diversos. Nada de que quejarse. Hay mimados ganadores como Bush y Clinton y mimados perdedores como Palin o Hillary. Nada de que quejarse.

    Averigua, que si la O´Donell ganó notoriedad no fue por Fox News o la Palin, sin por la prensa de izquierda que la atacó con vehemencia, empezando por Bill Mahers, con los trapos de sus comentarios sobre brujería cuando era una joven, con las misma edad que Clinton o Obama se fumaban un pito de marihuana (contra lo cual no tengo pretensiones serias en contra).

    El meollo del Tea Party no son los candidatos individuales, desde el ganador Rubio a la perdedora O´Donell, es el sentimiento que se levantó en toda la nación por defender valores que han hecho a esta nación grande, desgraciadamente más grande que las nuestras. Esconder esa revolución de ideas tras nombres es in intento de esconder la cabeza ante la realidad.

    El Partido Republicano no tiene más crédito que el Demócrata, y esa barrida monumental no fue por amor a los republicanos, fue el despecho nacido por la violación de ese ideario por la libertad. El Partido Republicano, como lo dijo el hijo de emigrantes latinos Marcos Rubio, tiene que atenerse a ese ideario si no quiere volver a sufrir las consecuencias recientes. (Varios ideólogos demócratas, empezando por Carville, pronosticaron al menos 10 años de dominio demócrata en el congreso cuando Obama ganó. No sabían que existe “la rabia de izquierda”, niña mimada de ciertos sectores de la prensa)

  • 2. A las 08:47 PM del 09 Nov 2010, Adrián Fernández Author Profile Page Escribió:

    Estimado Calixto, agradezco su lealtad al "Blog de los editores", siempre veo sus comentarios, pero quería aclarle que en el blog al que te refieres yo no propongo ni insinúo que el Tea Party sea un movimiento violento. Hablo de la discusión que originó una propuesta de nuestro corresponsal en Washington de hacer una nota sobre los grupos violentos de derecha y como esa conversación derivó en el Tea Party, y menciono textualmente:"... todos los editores estuvimos de acuerdo en que la nota de Carlos tenía que marcar esa diferencia entre los grupos que se oponen al gobierno federal y tratan de crear un movimiento político y aquellos que recurren o invocan métodos violentos."
    Por otro lado, no estoy cuestionando a Fox News y su cobertura del Tea Party, yo me estoy preguntando si TODOS los medios (derecha, izquierda,centro, en fin todos) no estaremos exagerando un poco, y si todo lo que se publica sobre el Tea party es realmente relevante.

  • 3. A las 11:30 PM del 09 Nov 2010, Calixto Escribió:

    Estimado Adrián, aunque soy apasionado a las polémicas, no me propongo para nada tenerla con Usted bajo este tema. Le sugiero no publique el comentario, que lo tome como una nota, pero usted el administrador del blog si decide publicarlo.

    El tema de “rabias y violencia” de la derecha surgió en el seno de sus colegas. Póngase a pensar qué razones existen, ahora en el 2010 en Estados Unidos para hablar de violencia de Derecha. Me refiero no a especulaciones, sino a hechos concretos. Si asumimos de derecha al evento de Waco, sería el único suceso notable en 15 años. Se podría mencionar algún hecho aislado de un loco que le pase la cuenta a un ”abortador” o esos locos sin consecuencia que entrenaban con armas de guerras para asesinar a Obama. Hecho con hecho son comparables a un loco de izquierda que quema SUV para luchar contra el calentamiento de global u otro que forma un tiroteo en National Geograhic por las mismas razones. Como evento de masas, los ejemplos de Francia o las manifestaciones anti capitalistas o anti globalización o anti Grupo de los 7 o los 20 son mejor exponente de violencia colectiva que los que se pueden encontrar en la derecha.

    Es interesante que Carlos Chirino usa los estudios del Southern Poverty Law Center, dirigido por Morris Dees, un izquierdista connotado acusado de cosas muy feas que NO CORROBORO, pero no es para nada una fuente fiable (como las de sus acusadores) y el mismo Chirino reporta más de 300 nuevos grupos que no han hecho nada, ¿y entonces? ¿Presunción de culpabilidad?. En sus imágenes usa la asociación que un individuo hizo entre Obama y el personaje macabro de Joker. No menos descabellado que comparar a Bush o Aznar con Hitler. En la otra foto de Chirino se distingue el saludo de Hitler, fundador del Partido Nacionalsocialista alemán.

    Cómo no veo las pruebas acusadoras, y estoy abierto a analizarlas si las ignoro, el solo hecho de admitir el concepto es bien descabellado por lo falso, y me refiero a la responsabilidad, el profesionalismo y la ética del periodista y el medio.

    Agradezco su consideración y mis disculpas si la teología de Chirino, no la suya, se convirtió en el eje de mi queja. Se la puede enviar a Carlos Chirino en mi nombre, porque Carlos “apretó”.

    Con respecto al tema, ¿cree de veras que este movimiento no quedará en la Historia tras el dramático vuelco electoral? ¿o lo hace para generar la polémica, y esa es la idea de estos blogs? Es un método válido y eficiente y le deseo suerte. Solo los ETA y los Mapuches han generado algún tráfico, sin incluir de Cartas desde Cuba.

  • 4. A las 03:27 AM del 10 Nov 2010, Enrique Gonzalez Escribió:

    El "movimiento" del Tea Party solo refleja lo peor de esta sociedad americana. La ignorancia, la arrogancia, el racismo, el belicismo, el egoismo. El problema esta en que mucha gente en este pais tiene tanto miedo y es tan ignorante que se dejan manipular por demagogos como los del tea party. Ojala por el bien de los EU estos cretinos no sigan ganando posiciones y si los norteamericanos se dejan llevar por el miedo, el prejuicio y la ignorancia que representa el tea party, pues muy merecido se lo tendran. Lo malo es que se van a llevar a muchos inocentes entre las patas.

  • 5. A las 04:33 PM del 10 Nov 2010, Esteban Escribió:

    Yo lo que veo es que hay un recrudecimiento de la confrontación entre la izquierda y la derecha de consecuencias inimaginables. Ambos sectores están muy agresivos, y cada uno tiene sus propios puntos de apoyo, en el caso de la derecha, la mayoría de los medios de comunicación privados se han convertido en trincheras groseras de su propaganda, de su defensa y de la devaluación de sus contrincantes. Yo creo que la derecha está oscilando entre la desesperación y la soberbia ciega, lo cual es muy peligroso. Pero son muy hábiles fabricando argumentos por más aburdos que sean, por ejemplo ¿de cuando acá los demócratas y la línea del presidente Obama puede ser calificada de izquierdista? Esa pugnacidad derecha-izquierda que han prefabricado entes como el Tea Party es una fantasía basada en los temores que durante la guerra fría le sembraron al mundo y que está viva en el inconsciente colectivo de los norteamericanos. Lo que pasa es que sí hay una verdadera izquierda que sí se está conviertiendo en una amenaza, que es la que viene principalmente de Latinoamérica, allí la pugnacidad ideológica sí es real, no ficticia como la que utilizan los derechistas en Estados Unidos contra los demócratas. Y para cerrar con la pregunta que hace el autor, pues ya se conocen muy bien todas las formas de manipulación de los medios de comunicación, y cuando se le quiere dar trascendencia a algo se la dan antes de que la adquiera, y justamente por hacerla ver más grande de lo que es efectivmanete se puede convertir en una profecía autocumplida: el Tea Party terminó adquiriendo fuerza porque lo hicieron ver como querían que fuera visto. La fábrica de ilusiones puede terminar creando realidades. Así funciona el poder.

  • 6. A las 10:20 PM del 10 Nov 2010, Julio Escribió:

    Hay una prensa que siempre pinta como fanáticos y violentos a los que tienen ideas distintas a los de ellos. Coincido con la primera opinión que no se trata de la misma manera a otros sectores como los de Francia por una mayor afinidad ideológica. Un ejemplo es un artículo de un periódico muy masivo de Argentina que descalifica de manera total al tea party
    http://www.clarin.com/mundo/Tea-Party-fanaticos-religiosos-intelectuales_0_365363501.html
    El título resume el espíritu de la nota "Fanáticos religiosos y enemigos de los intelectuales"

    Como cristiano quiero aportar un documental que me pareció muy instructivo sobre todo lo que tiene que ver con la cultura de los pueblos y sus desarrollos políticos o en sus leyes. Se trata de una serie producida por un historiador que resume en 10 episodios esta gran historia de la humanidad. Recomiendo todos pero uno de ellos tiene mucho que ver con lo que aquí se plantea y se titula "La era revolucionaria"

  • 7. A las 07:28 AM del 11 Nov 2010, mauricio B hernanadez Escribió:

    ?Esta ligado el tea party con el Kukusclan?

  • 8. A las 04:19 AM del 15 Nov 2010, Marco Antonio Villeda Sosa Escribió:

    El tea party son como una banda que no suena nada para estados unidos de america, una banda con un imperio caido, quebrado y casi destruido como lo es estados unidos de america una nacion que esta aun un imperio que aunque quebrado aun sueñan algunos fascistas que pseudo dirigidos con sarah palin y su ultraconservadurismo y sus ridiculeces y cuestiones moralistas que dan risa a veces que mejor en vez de eso Estados Unidos de America no deberia de endeudarse tanto como nacion porque como imperio estan como el imperio aleman luego de la I Guerra Mundial, en Estados Unidos de America tiene que haber una reforma politica, economica y social con justicia social, algo que en estados unidos de america suena a comunismo, Estados Unidos de America tiene que continuar como nacion y no importanto ahora en que lugar quede porque en el futuro seran los paises a los cuales combatio e intento eliminar quienes seran mas desarrollados asi Republica Popular de China, Republica Federal de Rusia, Brasi, Venezuela, Vietnam, Japon, India, asi en esta nueva concepcion de naciones y de potencias no es posible un planeta tierra polar, bipolar es como multipolar y aun mejor con el respeto a la totalidad de naciones del planeta tierra. Amen.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.