« Anterior | Principal | Próxima »

El SIDA y el (difícil) equilibrio informativo

Adrián Fernández | 2009-10-13, 12:12

Bioanalista tailandesaSuele suceder con las noticias de estudios o descubrimientos en el campo de la medicina; se anuncia algo grandioso en el titular y después en el cuerpo de la nota ese mismo anuncio es relativizado y muchas veces hasta cuestionado.

Lo vemos muy a menudo en medios de comunicación de todo el mundo. Por eso, cuando hace unos días se anunció en Tailandia que científicos de ese país y de Estados Unidos habían producido una vacuna que reduce la probabilidad de infección con el VIH, sonaron en mi cabeza todas las señales de alerta editorial.

Al comenzar nuestro turno ese día, en la mañana de la costa este estadounidense, la noticia ya estaba en todos lados.

Algunos medios de comunicación hablaban de "una vacuna contra el SIDA" y nuestros colegas londinenses del turno anterior habían decidido ponerla de primera noticia, pero con un título mucho más discreto y seguro: Una vacuna logra reducir riesgo de VIH, y acompañada de otra nota explicativa: Claves sobre la vacuna, que en unas pocas líneas trata de responder a los principales interrogantes sobre esta nueva vacuna.

El tema es muy serio y hay mucha, muchísima gente pendiente de información al respecto, porque tiene el virus o conoce a alguien que lo tiene o está enfermo de SIDA, y no se puede jugar o ser irresponsable con los sentimientos y emociones de todas esas personas.

Me pareció una decisión acertada de los colegas del turno que nos precede de no sólo dar la noticia sino también tratar de ponerla en contexto con otras notas de valor agregado.

Leyendo detenidamente y con atención la información que contienen estas notas nos damos cuenta de que si bien se había dado un pequeño pasito hacia la reducción de las infecciones con el VIH, todavía estamos muy, pero muy lejos de una verdadera vacuna efectiva contra el virus.

Por ejemplo, en los experimentos realizados la vacuna sólo fue efectiva en un 30% de los casos; se probó en 16.000 personas y los propios científicos que hicieron las pruebas admitieron que ese número es muy pequeño.

Por lo tanto, algunos resultados pudieron deberse al azar y las cepas del virus que se utilizaron fueron la B -que es la predominante en Europa y América del Norte- y la E -que es la más común en el sudeste asiático- por lo cual no es aplicable a África, donde se encuentran la mayoría de los infectados con el VIH y donde predomina la cepa C.

O sea que, aunque hay que reconocer que se trata de un avance importante ya que es la primera vez que una vacuna contra el VIH demuestra algún tipo de efectividad, en el hipotético caso de que algún día se produzca esta medicina, sólo beneficiaría a un número muy reducido de personas.

Por todas estas razones que expuse, nuestro equipo decidió conservar la noticia (y las otras de valor agregado y contexto) en la portada, pero ya no como noticia principal sino que la fuimos bajando a un segundo, tercer, y hasta cuarto lugar en el transcurso de la tarde.

Pero a pesar de todos nuestros esfuerzos por no caer en la trampa amarillista que mencionaba al comienzo de este blog, de tener un título impactante y un desarrollo de la información que lo contradiga, algunos de ustedes nos escribieron para cuestionarnos precisamente eso.

Como Matt Robinson, que nos escribió desde Colombia para decirnos que "la BBC ha sido imparcial en muchos casos y aplaudir los esfuerzos de los científicos es muy importante, incentivarlos y demás, pero al terminar de leer el artículo creo que más de uno quedó con la pregunta ¿Cómo así?".

Sólo me resta decirle a Matt, y a los otros lectores que opinan como él, que tenemos en cuenta sus sugerencias, que hicimos un esfuerzo consciente para tratar de evitar las contradicciones y que lo vamos a seguir intentando en las próximas coberturas de temas relacionados con la salud.

ComentariosAñada su comentario

  • 1. A las 11:44 PM del 16 Oct 2009, Daniel Escribió:

    Me parece muy coherente y oportuno que se aclare lo que días atrás cuaddo se anunciaba la noticia de la vacuna en Tahilandia, me emocioné tanto pero como se dice al ir adentrandome al texto, poco a poco esa alegria desaparecía, como si la esperanza de todos aquellos que vivimos y sufrimos esta enfermedad nos la estaban poniendo en prueba, yo soy de Paraguay, llevo más de 8 años viviendo con VIH/SIDA. Tratemos de ser un poco más delicado cuando se difunde información relacionadas al SIDA, piensen en nosotros......

  • 2. A las 05:20 PM del 17 Oct 2009, celina Escribió:

    Estoy de acuerdo con ser cauteloso sobre la relevancia que se le da a una nota eso es lo que marca la diferencia en los medios unos se enfocan en lo sensacional de la noticia para vender y otros en informar de manera oportuna y objetiva en eso radica la confianza que cada lector tiene para con cada medio hay que ester informado pero tambein ser resposable ni creer todo lo que se lee, ve o escucha por que la informacion tambien se puede manpular para desinformar como sucedio con estados unidos durante la edministracion de Bush sentido comun el menos comun de los sentidos es lo que necesitamos y que pocos practicamos

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.