« Anterior | Principal | Próxima »

El tenista y el poder de la sangre

David Nalbandian

La descalificación de David Nalbandián durante la final del torneo de tenis del Queen's Club, en Londres, replantea interrogantes sobre la ambigüedad y arbitrariedad de las sanciones en un deporte con una marcada ética individual.

Todos coinciden en que Nalbandián es un hombre de carácter. De carácter fuerte, dicen sus amigos. De mal carácter, dicen sus detractores.

A pesar de que controlaba el partido ante el croata Marin Cilic (a quien había ganado cinco de los seis partidos jugados anteriormente), el tenista argentino se enfadó tras un error y pateó un panel de publicidad colocado frente a un juez de línea, a quien lastimó una pierna, que sangró "profusamente", según unas versiones, y "moderadamente", según otras.

Tom Barnes, supervisor de la ATP (Asociación de Tenistas Profesionales), dijo que la situación (en realidad, la sangre) no le dejaba otra alternativa.

Además de la descalificación, Nalbandián fue privado del premio de £36.000 correspondiente al finalista derrotado, así como también de los puntos para el ránking. También fue multado en £3.000 y peligra su participación en Wimbledon.

El tenista se disculpó ante el público y el juez de línea. Dijo que las presiones de la competición eran muy fuertes en el tenis profesional: "A veces tiras una raqueta o gritas".

¿Excesiva severidad?

Andy Murray

También dejó en claro que a su juicio había sido tratado con demasiada severidad, que la lesión no fue premeditada y que el reglamento era suficientemente flexible para tomar en cuenta todas las circunstancias, entre ellas el deseo del público de ver el desenlace en la pista y no entre bambalinas.

Aunque no lo dijo, algunos entendieron la implicación: ¿qué hubiera pasado, por ejemplo, si el escocés Andy Murray hubiera estado en su lugar? ¿También lo habrían descalificado, o, reconociendo la falta de premeditación, advertido?

Es sabido que Murray es otro hombre "de carácter", fuerte o malo, según quien opine, y que aspira a ser el héroe que el tenis británico espera desde la distante época del gran Fred Perry.

¿Qué hubiera hecho el supervisor de un torneo británico en el caso de Murray?

El caso de Henman

Los memoriosos recordaron que en 1995, Tim Henman, otro héroe local (más entrañable aún para el público de Londres, por su condición de inglés), fue descalificado de un partido de dobles en Wimbledon, por lanzar con petulancia una pelota que golpeó en la cabeza de una de las chicas asistentes.

También fue un accidente. También en esa ocasión se dijo que las circunstancias no dejaban otra alternativa al supervisor de turno.

Ahora bien, ¿también hubiera sido descalificado Henman si en vez de un partido de dobles fuera la final individual del torneo? Sospechamos que no.

La infinita tolerancia y flexibilidad de las autoridades en ciertos casos "especiales" tiene muchos antecedentes en la historia del deporte moderno.

EE.UU. y España

John McEnroe

Podríamos extendernos sobre la sospechosa credulidad de las autoridades deportivas estadounidenses ante numerosos casos de presunto dopaje a lo largo de los años, bastante corregida últimamente por la presión externa.

También se podría mencionar el milagroso blanqueamiento judicial de las pruebas aportadas por la policía española en numerosos casos de presunto dopaje que afectaban a conocidas figuras del establishment deportivo.

Y si nos quedamos en el caso del tenis, el gran antecedente es buena parte de la trayectoria deportiva de John McEnroe, uno de los grandes campeones, mi tenista favorito, que solía insultar a los jueces de línea, a los de silla y a quien se le cruzara en el camino, cuando le daban ganas de "tirar una raqueta".

El caso McEnroe

Se trataba de un recurso desleal para recuperar la iniciativa en el juego: él se desahogaba, recuperaba la tranquilidad, y su rival perdía la calma... y el juego.

Durante años todos aguantaron el abuso con infinita paciencia: si descalificaban a McEnroe, como se lo merecía según el reglamento, se perdía a la principal atracción, el público reaccionaría, la TV pagaría menos, etc.

Cuando finalmente le dieron por la cabeza fue en el Abierto de Australia de 1990, cuando el veterano ya no era imprescindible. Y fue una sorpresa, porque se invocó una regla relativamente nueva: descalificación a la tercera ofensa.

McEnroe no llevaba la cuenta de sus insultos y fue el primer sorprendido cuando le dijeron que estaba descalificado: si estaba "entrando en calor".

La sangre como clave

Juez de lines

Nalbandián es un tenista considerable, pero dista mucho de tener el poder de convocatoria de las primeras figuras, particularmente en el mercado inglés, donde se lo recibió esta vez con informes que ahora parecen premonitorios sobre su carácter, que aquí es tenido por "malo", en vez de "fuerte".

Lo que ocurrió es que Nalbandián fue, creemos, el primer tenista, por lo menos en el más alto nivel del tenis profesional, que por un arrebato que en sí mismo es una infracción y un acto antideportivo, provoca una herida sangrante a otra persona durante un partido.

No fue intencional, pero la sangre, con su poder simbólico, tiene un efecto magnético sobre las emociones.

Por suerte. Imaginen cómo viviríamos si a nadie le importara un bledo.

ComentariosAñada su comentario

  • 1. A las 05:57 PM del 18 Jun 2012, Gustavo Escribió:

    Mi querido don Lalo: Uno no puede ir por el mundo arrojando objetos cada vez que se equivoca, no vaya a ser que le parta la crisma al guarda de tránsito. Menos puede hacerlo si es lo que llaman " Una figura pública" obligada a servir de referente. Todavía menos si está rodeado de cámaras de televisión por todas partea. Y peor aún, sí se encuentra inmerso en medio de un juego de podres ue trascienden la disciplina deportiva misma.

  • 2. A las 06:38 PM del 18 Jun 2012, cevil Escribió:

    Tu nota no hace más que empeorar su situación, que es una retahíla de: y tú más, e intentar justificar lo injustificable, hay que saber asumir las consecuencias de los actos, y cuando son violentos pueden llegar a ésto.

  • 3. A las 07:37 PM del 18 Jun 2012, Jose Crespo Escribió:

    No sigo mucho el tenis, así que no me consta que Nalbandian sea un “maleducado” en las canchas, en todo caso me parece excesivo que se lo descalifique a menos que fuera un reincidente incorregible. Cabe preguntarse si los más mediáticos como Djokovic, Nadal y Federer tuvieran reacciones similares, ¿será que los jueces los castigarían en una final u otro partido decisivo?... aunque me temo que no, todo está en función del rating, Nalbandian no es tan rentable para los derechos televisivos y patrocinios de marcas. Es la misma circunstancia que se ve a menudo en el futbol, ya sabemos cómo muchos árbitros utilizan la vara de medir según la importancia de cada equipo.

  • 4. A las 11:29 PM del 18 Jun 2012, GUSTAVO Escribió:

    Me parece bien que se le sancione porque un profesional que gana tanto dinero no debe de reaccionar así.si justificáramos su reacción entonces que queda del común de los mortales sometidos a situaciones sumamente strssantes de una vida cotidiana cargada de injusticias y frustraciones.

  • 5. A las 11:35 PM del 18 Jun 2012, Sandra Escribió:

    Considero, que la situación que debe ser valorada no es la sangre. El mundo es inmensamente violento como para que en el deporte también la violencia se presente. Si como usted menciona se pueden presentar diferencias al momento de sancionar en atención a la nacionalidad de los deportistas, la solución no es obviar las sanciones, sino sancionar a todos los deportistas por igual.

    Desde cualquier ángulo que se observe, el comportamiento de Nalbandián debía sen sancionado; aunado a ello, inmensamente injustificados los aplausos del público.

  • 6. A las 01:30 AM del 19 Jun 2012, Christopher D R Escribió:

    Bueno, ¿al parecer a ti nunca te han dado una patada en la espinilla?, duele hasta el espíritu, considerando que el tenis no es un deporte de contacto, la falta cometida por Nalbandián es especialmente reprobable, ¿qué es lo que te parece justo para que se le llamará la atención al niño malcriado de Nalbandián?, ¿Qué le propinará un golpe directo al juez de línea?...¿que dice eso de él?...Todos pasamos por problemas en nuestros trabajos y a lo sumo emitimos una grosería, a riesgo de ser despedidos si el vituperio llega a odios de un jefe, pero Nalbandián hace una rabieta digna de un niño de 4 años. Se supone es un profesional en su campo: un deportista, alguien que supuestamente “ama” lo que hace y que por hacerlo como se debe, se embolsa fabulosas cantidades de dinero, ¿hay derecho para un comportamiento tan infantil y primitivo en un deporte como el tenis?, entonces que nos queda por esperar con otros deportes.

  • 7. A las 02:47 AM del 19 Jun 2012, Julio Henríquez Escribió:

    Fue realmente infortunado que el ataque de rabia de Nalbandián terminara hiriendo a un juez de línea. Pero el ataque de rabia, en sí mismo, no es muy distinto de los que estamos acostumbrados a ver a cada rato. El gran Djokovic, en la aun reciente final de Roland Garros, rompió raquetas e incluso perforó de un raquetazo un banco, que tuvo que ser sustituido. Pero si en su raquetazo contra el banco una astilla hubiese saltado y caído en el ojo de un juez de línea, dudo que hubiesen suspendido la histórica final donde se disputaba o bien obtener cuatro Grand Slams consecutivos o el séptimo entorchado de Roland Garros. La rabieta de Djokovic, sin embargo, no fue nada distinta a la de Nalbandián. Creo que la sanción a Nalbandián fue muy severa, y más severa aún la crítica que he escuchado por ahí, como si su comportamiento fuese completamente reprochable y "distinto" a la regla. Creo que sólo tuvo mucha mala suerte.

  • 8. A las 06:14 AM del 19 Jun 2012, Panameño Escribió:

    Vi el vídeo y me di cuenta que Nabaldian no lo hizo intencionalmente. Me queda la pregunta ¿No será que el Reino Unido le está haciendo una mala jugada al tenista por ser este de la República Argentina? esto pone de manifiesta la rivalidad que hay entre ARGENTINA Y REINO UNIDO.... Deja mucho que pensar esto, hasta en el deporte, se meten los asuntos políticos...

  • 9. A las 11:53 AM del 19 Jun 2012, Raúl Fain Binda Escribió:

    Estimados amigos,
    Para que quede claro, me parece justa la sanción a Nalbandian. Pero el caso nos permite reflexionar sobre los múltiples ejemplos de arbitrariedad en la justicia deportiva.

  • 10. A las 12:42 PM del 19 Jun 2012, Claudio Escribió:

    Los argentinos junto a otros "triunfadores" tenemos el maldito defecto de no querer aprender de nuestros errores, no reconocerlos y vivir buscando ser víctimas, en lugar de aceptar nuestras limitaciones, que son muchas ultimamente, sobre todo en este proceso de anomia en el que vivimos. Es decir, deberíamos entender que las normas son para cumplirlas si queremos una buena convivencia. No las cumplimos y tenemos un trato que suele ser desagradable para con nuestros semejantes, sobre todo los de la gran ciudad. Debemos hacer un giro cultural, y algunos comentarios sobre Nalbandian, y acerca de como todos nos perjudican me lo reafirman. ¿Nosotros no hacemos nada para ser mal vistos en el resto del mundo? Messi tiene otra cultura mas ejemplar, pero es de ciudad chica y se formó en La Masía.

  • 11. A las 03:13 PM del 19 Jun 2012, JC Escribió:

    Por que tratar de justificar lo injustificable? Hasta Nalbandian se dedico mas a justificar su accion culpando factores externos en vez de aplicar un verdadero mea culpa y reconocer su error.
    En vez de tratar de implicar motivos nacionalistas (Murray) o comerciales (McEnroe), por que esta columna no incita a que hechos como este no se repitan mas en ningun escenario del mundo. Si veredictos duros pueden influenciar a que las "estrellas" se comporten a la altura y sean mejore ejemplos para la juventud, pues bienvenidos sean.

  • 12. A las 06:05 PM del 20 Jun 2012, Dennys Escribió:

    Estimado Raul. Gracias una vez mas por una nueva entrada en tu blog, al que prefiero llamar columna, esta vez acerca de este ultimo desaire producido por el tenista Argentino.
    Mas alla de nacionalidades o la importancia que pueda tener este sujeto (Nalbandian) para esta disciplina deportiva, a mi parecer lo infinitamente inaceptable de su accion en Queens fue el uso de la violencia para demostrar su frustracion.
    McEnroe, Connors, Lendl, Navratilova, Sabatini (para incluir a ambos generos) entre otros, fueron tenistas de caracter y personalidades controversiales, que al entrar en desacuerdo acudian al dialogo (nada elegante) para arremeter en contra de los jueces de pista. Ahora bien, sin intentar favocerecer sus comportamientos, jamas se les vio intencionalmente patear cual bestia de corral a ningun juez de pista.
    Claro, ahora diran que Nalbandian no fue "intencionalmente" a patear al juez, pero de intenciones o no intenciones, a dirigirse claramente a la cajita de madera construida para protejer a los jueces de alguna pelota que vaya en su direccion y claro mas obviamente para fines publicitarios, el rey David fue a patear su objetivo, no solo por el calenton. Si fuese solo para saciar su rabia hubiese pateado una pelota, o la red, o la raqueta...
    Es inaceptable, y mas inaceptable y lamentable es como manejan las sanciones, juicios y criterios para determinar una conclusion alrededor de su accion.
    A rooney lo suspendieron por varios partidos por patear a un contrario, imaginen si hubiese pateado al arbitro?

  • 13. A las 09:49 PM del 20 Jun 2012, WALKIS CASANOVA Escribió:

    Buenas tardes, estoy de acuerdo con el castigo, hizo mal y hay que sancionar. No hay que espera sea un reincidente para tomar decisiones que al fin y al cabo le hacen bien al deportes.

  • 14. A las 12:05 AM del 21 Jun 2012, Luis Mexicano Escribió:

    Nalbandian es simplemente un pseudo-deportista que merecidamente fue sancionado con la descalificación. Esto debe servir a todos los jugadores como un fundamento para que no se vuelva a repetir este vergonzoso momento para el deporte blanco.

  • 15. A las 03:11 AM del 21 Jun 2012, fernando fenik Escribió:

    ESTE TIPO DE TRAUMATISMOS EN CARA ANTERIOR DE PIERNA PUEDEN PRODUCIR FRACTURA EXPUESTA DE TIBIA CON RIESGO DE INFECCION, Y DE TRATAMIENTO QUIRURGICO OBLIGADO.

  • 16. A las 10:48 AM del 21 Jun 2012, Sergio Derossi Escribió:

    Como argentino, me pareció perfecta la sanción a Nalbandián, es más, hasta creería economicamente insuficiente dadas las sumas astronómicas que estos deportistas están acostumbrados a ganar. Tiene que hacerse cargo de lo que hizo, a propósito o no, no importa; alguien resultó lastimado por una irresponsabilidad de un supuesto profesional. Adhiero con los posts en los que se dice que no se puede andar por la vida dándole patadas a todo objeto inerte, o no, sólo porque las cosas no nos salen bien. Los argentinos deberíamos aprender de estas cosas para no repetirlas (algo que se ve cotidianamente pero no trasciende). Pero también creo que la arbitrariedad de las autoridades del tennis es real y, por lo tanto, reprobable. La sanción está bien, pero sólo si es aplicada en TODOS LOS CASOS Y SEA QUIEN SEA.

  • 17. A las 12:51 PM del 21 Jun 2012, Raul Fain Binda Escribió:

    Estimados amigos,
    Como autor de este blog, me enorgullece comprobar la ecuanimidad de casi todos los comentarios sobre este tema. Aparte de una cobardía xenófoba, que expurgamos, todas las otras intervenciones son serenas y razonadas. Muchas gracias. RFB

  • 18. A las 02:49 PM del 21 Jun 2012, luis shimabuku Escribió:

    Estimado La lo
    Muy bueno el blog y los artículos, pero en este caso en especial, de lo que se esta hablando es de la pésima actitud Nalvadian no de los supuestos a los que te refieres, así de simple , de que estuvo mal su reacción no hay duda, de que mereció la sanción menos aun, alguien salio lastimado no hace falta que se haya fracturado o algo peor alguien salio lastimado y eso es motivo mas que suficiente para recibir un castigo, creo que es así de fácil en cualquier parte del mundo, si en alguna ocasión sucediera algo parecido con Nada o Federer por poner un ejemplo y no se les sancionase de eso se hablara en ese momento pero no se pueden justificar o minimizar actitudes como esta ni ayer ni hoy y mucho menos mañana.

  • 19. A las 04:50 PM del 21 Jun 2012, Federico Escribió:

    La sanción es excesiva, el hecho realmente no daba para tanto, el hecho de que el cartel le pegara al juez fue claramente casual.
    Se le debía dar un fuerte llamado de atención al tenista, exigirle que pida perdón, quizas alguna sanción no tan severa y a otra cosa.
    La pregunta ¿es porqué se actuó con tal severidad? ► porque fue un hecho público y se debe dejar un mensaje, ¿cuál es el mensaje? ► está prohibido reaccionar, usted no debe reaccionar, usted debe ser obediente.
    En otros países donde la gente tiene un nivel menor de domesticación, lo más probable es que el juez y el jugador hayan intercambiado algunas palabras con enojo, luego las disculpas correspondientes y terminaran con un apretón de manos y fin de la historia, lo cual es mucho mas sano.
    Y el denominado “juez” no es ningún juez (no imparte justicia), es solo una persona que mira donde picó la pelota, pero como tiene colgado un cartel que dice juez, dicho nombre representa a la autoridad, y a la autoridad se le obedece, no se la discute, ni se la agrede, ni siquiera sin tener la culpa de haberlo hecho ► ese es el mensaje de domesticación.

  • 20. A las 10:50 AM del 22 Jun 2012, Angel O Escribió:

    Lo unico que faltaria es que Nalbandian gane Wimbledon... Bueno, eso es demasiado, pero que tal si hace un buen papel? Esa seria la ironia mas grande de no se cuanto tiempo!!

  • 21. A las 03:22 PM del 22 Jun 2012, Raúl Fain Binda Escribió:

    Bueno, Angel, ya fue finalista en su primera participación. Pero algo me dice que esta vez no llegara tan lejos.

  • 22. A las 02:07 AM del 23 Jun 2012, Alvaro Ferro Escribió:

    Toda esa gente que minimiza los hechos de este jugador bueno malo con fama sin fama con el caracter que quiera, no conocen del espiritu del tenis que implica basicamente el respeto al otro, a los asistentes y un manejo adecuado de las emociones cosa que este jugador no tiene por eso nunca es ni sera un Federer o como algunos otros que enfrentan situacion igual de duras pero que por su formacion deportiva y cultural manejan de otra forma.

    Finalmente es lamentable el caracter estupido de este jugador que inmediatamente no se disculpo con la persona y ni hizo intento alguno por ayudarla, mas bien se justifica como un cobarde.

  • 23. A las 04:31 AM del 24 Jun 2012, Jesus Escribió:

    Por lo que leo -- hago constar que no estaba al tanto de los sucedido -- a Nalbandian, como gusta decir en Cuba al regimen de los castros, se le aplico una "sancion ejemplificante".
    Veamos si de ahora en adelante cada vez que un jugador tire o parta una raqueta o tenga cualquien explosion -- aunque no haya sangre de por medio -- se le aplican sanciones equivalentes.
    Y una nota al margen, nuevamente Miami logro, despues de seis años, otro campeonato de NBA y a diferencia de otras ciudades, con fama de mucho mas civilizadas, nuevamente los festejos populares no trajeron ni disturbios, ni asaltos a mercados, ni incendios de autos.

  • 24. A las 01:06 PM del 24 Jun 2012, Mario Escribió:

    A las 05:57 PM del 18 Jun 2012, Gustavo Escribió:
    Mi querido don Lalo: Uno no puede ir por el mundo arrojando objetos cada vez que se equivoca, no vaya a ser que le parta la crisma al guarda de tránsito"

    Si el comentario de Gustavo no es malintencionado, cuanto menos es equivocado.
    No se conoce que este tenista arroje objetos CADA VEZ que se equivoca. Confundir un EPISODIO con una ACTITUD es grave, grave para juzgar a este hombre, y más grave aún para desenvolverse en la vida.
    Tampoco se puede inferir que una contrariedad en el juego le produzca, con alguna probabilidad, actitudes violentas cuando se encuentra en la calle y ya finalizado el juego, tal como sugiere Gustavo al hablar de posibles agresiones fuera de la cancha.
    Juicios como los de Gustavo pueden llevar a conclusiones peligrosas, porque las deformaciones de los hechos y sus sobre interpretaciones llevan luego a juicios que no se corresponden con lo sucedido, obrando injustamente sobre algunas personas.
    Otro participante comete la misma barbaridad al escribir "no se puede andar por la vida dándole patadas a todo objeto inerte, o no, sólo porque las cosas no nos salen bien" ¿Acaso Nalbandián vive pateando cosas, y haría esto en cada ocasión que las cosas no le salen bien?

    Esta es una falacia muy difundida en nuestros tiempos. Posiblemente la hubiera usado también Hitler, diciendo "estos antinazis discriminan y desprecian a todos los que no piensan como ellos"

  • 25. A las 05:34 PM del 02 Jul 2012, LAURENT DUHART Escribió:

    Si bien la historia del deporte nos ofrece innumerables ejemplos de perdida de control y frustracion , expresados de forma violenta contra algo o alguien, creo bueno establecer desde ya un giro en la permisividad hacia este tipo de comportamiento en el campo de juego y/o contexto "deportivo publico". En realidad pienso bueno el que se refuerce un reglamento que permite en desarrollo de cualquier actividad deportiva ( mas aun si esta tiene cobertura mediatica y por ende presenciada por las masas) de manera No violenta sobre todo cuando cuando hayan interacciones con terceros ( jueces de todo tipo y jugadores). NO A LA VALIDACION DE LOS ACTOS DE VIOLENCIA. Estos ya están , lamentablemente lo suficientemente presentes en nuestra sociedad.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.