« Anterior | Principal | Próxima »

Ahora es más importante la habilidad de los pilotos

Raúl Fain Binda | 2008-03-13, 15:42

080313lalo416.jpg
Este año veremos muchos trompos y despistes en la Fórmula 1, debido a la eliminación del control de tracción. Los pilotos tendrán más responsabilidad en el manejo y los más hábiles se beneficiarán, aunque los márgenes no serán tan grandes como algunos creen, porque en la F1 todos son buenos.

Todos son buenos, pero algunos son mejores que otros, claro.

En este sentido es una pena que Fernando Alonso haya dejado McLaren, porque se vería con más claridad la diferencia en aptitud respecto de Lewis Hamilton. En esto, los españoles están convencidos de la superioridad de su pollo, y los ingleses juran por el suyo.

Cabe suponer que este año Hamilton superará con gran claridad a Alonso, o mejor dicho que los McLaren serán ampliamente superiores a los Renault. O por lo menos eso es lo que dicen los expertos.

Será importante, entonces, comprobar las diferencias entre los segundos pilotos de ambos equipos. El finlandés Heikki Kovalainen es el compañero de Hamilton, y Nelson Piquet Jr el de Alonso.

Si Alonso le pisa los talones a Hamilton, pero Piquet queda lejos de Kovalainen, todos sabrán a qué atenerse en el plano del pilotaje.

Ningún equipo tendrá este año problemas de rivalidad entre sus pilotos, aunque más no sea porque todos han comprobado las consecuencias que puede tener. Los jefes de equipo se encargarán de zanjar las diferencias antes de que se conviertan en un problema insoluble, como en McLaren.

El año comienza con Ron Dennis todavía instalado como el director de McLaren, a pesar de todos los trascendidos (en particular de medios españoles) sobre su inminente renuncia o reemplazo con Martin Whitmarsh.

Es posible que esos trascendidos, junto con los comentarios que desataron, hayan tenido la consecuencia de postergar el retiro del dirigente inglés. “Sigo como responsable del equipo, pero es la parte más pequeña de mi trabajo”, dijo Dennis, sin aclarar cuándo sería reemplazado por Whitmarsh.

Los pilotos de Ferrari son los favoritos esta temporada, como es natural, aunque más no sea porque el equipo italiano no ha resultado afectado por las peripecias que convulsionaron la Fórmula 1 el año pasado.

El campeón, Kimi Raikkonen, es un profesional imperturbable, mientras que su compañero, Felipe Massa, ha permitido en ocasiones que su temperamento comprometa su rendimiento.

Entre las grandes novedades técnicas de este año, aparte de la renuncia a los controles de tracción, figura la incorporación de la centralita electrónica única, fabricada por TAG Electronics, una empresa de la órbita de McLaren.

La proliferación de diferentes centralitas en temporadas anteriores hacía virtualmente imposible el control por parte de la FIA, el ente rector del automovilismo. Es sabido que los equipos reaccionaban ante todos los requerimientos técnicos de la FIA con programas electrónicos para sortearlos y no perder determinadas ventajas respecto de los rivales.

Ahora, al tener todos los autos la misma centralita, la FIA está convencida de que impedirá el desarrollo de sistemas para burlar las restricciones.

El domingo 16 se correrá la primera carrera de la temporada, en el circuito Albert Park, de Melbourne, Australia.

Michael Schumacher posee los dos registros más rápidos del circuito: mejor vuelta en carrera, 1:24.215; y mejor “pole”, 1:14.408, ambos en 2004.

Kimi Raikkonen largó en primera posición el año pasado, con un registro de 1:26.072. La carrera fue ganada por el finlandés, con Ferrari, seguido por Fernando Alonso (McLaren) y Lewis Hamilton (McLaren).

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.